De este lado del mundo es común escuchar historias de cómo comenzó la vida humana. Algunos dicen que fue por obra de Dios que mandó a Adán y a Eva, otros dicen que venimos del maíz y fuimos creados por los dioses, también está el lado científico que menciona varias teorías (como la del Big Bang); sin embargo, ésas no son todas las versiones.

Cada cultura tiene una idea distinta de cómo se originó la vida, aunque es prudente decir que todas las mitologías tienen algo en común y siempre es bueno conocer culturas distintas a la nuestra; por ejemplo, según el Sintoísmo -religión proveniente de Japón- la idea de la concepción humana resulta muy interesante y es por ello que he decidido contarla en esta ocasión.

Izanami e Izanagi, la creación

atresmedia.com
Vía: atresmedia.com

Al comienzo los dioses notaron el caos que existía en la Tierra, por eso decidieron mandar a Izanami y a su esposo Izanagi  a ésta para que se hicieran cargo del mundo terrenal. En el primer ritual de creación, Izanami comenzó el acercamiento y eso hizo que saliera mal, del resultado nacieron Hiruko y Awashima quienes al nacer deformes fueron enviados por el mar hacia occidente.

En el segundo intento todo salió bien y nacieron las ocho islas principales de Japón, conocidas como Oyashima. Entonces, Izanami e Izanagi comenzaron a tener más hijos, todos ellos kamis (dioses) igual que sus padres pero, lamentablemente, Kagutsuchi (el fuego) mató a su madre mandándola directo al Yomi (la tierra oscura de la muerte).

Izanagi, desesperado ante tal situación, decidió ir en búsqueda de su amada, pero al encontrarla se dio cuenta que ya no era la misma, pues ella había comido el fruto del inframundo, imposibilitándole abandonar aquel lugar. Izanami le pide a su marido no verla bajo ninguna circunstancia, él desobedece y mira su cuerpo putrefacto.

Vía: blogspot.com
Vía: blogspot.com

Furiosa,  lo persigue hasta la salida del Yomi pero antes de cerrar la puerta la diosa lanza una maldición: 1000 hombres morirán al día por esa desobediencia a lo que Izanagi responde que hará nacer a otras 1000 personas dando así comienzo al ciclo de la vida y la muerte

Al salir del Yomi, Izanagi busca darse un baño a modo de misogi (rito de depuración) y con esto da nacimiento a Tsukuyomi (dios de la Luna), Amaterasu (diosa del Sol) y a Susanoo (dios del mar y las tormentas). Éste fue el inicio, según el sintoísmo, pero no es toda su mitología, existen más de 8 millones de seres en el panteón sintoísta divididos en kamis (dioses) y yokai (apariciones, espíritus, demonios o monstruos).

Todas las culturas tienen algo interesante que leer, si quieres que sigamos hablando de estos temas comenta abajo y seguiremos por este camino de mitologías del mundo.

Fuente: Kojiki

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here