Para hablar de François Aubert tenemos que adentrarnos al contexto de la época de mediados del 1800, cuando los franceses, los ingleses y varios agregados más tenían serios intereses en Latinoamérica.

Louis Napoleón III, sobrino de Napoleón Bonaparte, pensaba en construir un canal en Nicaragua que uniera el Pacifico con el Atlántico; sin embargo, el proyecto era sólo una excusa para contactar a personajes poderosos latinoamericanos para después crear una unión lo bastante próspera y fuerte como para resistir la intromisión estadounidense. Eso sí, la unión estaría bajo el resguardo francés y nunca llegó a concretarse.

El 5 de mayo de 1862 los franceses sufren su famosa derrota en Puebla, acontecimiento que seguimos celebrando; no obstante, los franceses se vengaron después en la misma ciudad y continuaron su avance hacía la Ciudad de México y Querétaro, por lo que la hazaña de los mexicanos en Puebla no tuvo un gran impacto militar.

Foto: © MNI / INAH
Foto: © MNI / INAH

Ya ubicados en la época, intentaré ser lo más breve posible, porque si no esto puede extenderse a horrores entre documentos historia y rumores. Louis Napoleón III había planeado que los mexicanos aceptaran y apoyaran el gobierno monárquico, y aquí es donde llega Maximiliano que, aclarando, no traía nada en la mano ni se estaba haciendo eso que dicen los niños en su canción popular.

A Maximiliano le ofrecen el trono en México, aunque éste no quiso aceptarlo por la inestable situación que vivía el país, Napoleón III lo tranquilizó prometiéndole que 25 mil soldados franceses se quedarían custodiando la ciudad; sin embargo, Maximiliano absorbió los gastos y deudas generadas por los franceses de turno en México. El fugaz emperador moriría fusilado el 19 de junio de 1867 en el cerro de las campanas.

François Aubert en México Imagen recuperada de: http://www.mexicofrancia.org/
François Aubert en México Imagen recuperada de: http://www.mexicofrancia.org/

François Aubert

Seguramente, usted lector o lectora, ya se dio cuenta que el nombre de François Aubert no ha aparecido como un personaje en la historia y es posible que no hagan mucha mención de él más que como un nombre al pie de página en los libros de texto.

Pero Francois, fue uno de los fotógrafos que realizó uno de los registros visuales más importantes de la época y de la historia de Maximiliano en México, con un talento oportuno y acertado en una etapa sumamente caótica de la historia mexicana.

Pese a ello, su trabajo vive bajo la sombra de las pinturas de la ejecución de Maximiliano elaboradas por su compatriota Édouard Manet (aunque se dice que las pinturas fueron inspiradas en las fotografías tomadas por Aubert).

Actualmente, sus fotografías son parte de la colección del Museo Real del Ejército en Bruselas, Bélgica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here