Se acerca un aniversario más del natalicio de Howard Phillips Lovecraft, uno de los escritores más célebres que ha existido en la historia en cuanto al género de terror se refiere. Este autor destacó entre el resto debido a su forma tan única de crear historias y mundos fantásticos y lúgubres, donde aberrantes seres que nadie querría ver ni en sus peores pesadillas, aguardan para destruir la cordura de quienes tengan el infortunio de cruzarse en su camino.

Como en cada ocasión cuando se recuerda a uno de estos personajes, la mejor forma de conmemorar su legado siempre será revisitar su obra y es por ello que decidí leer una vez más el que, desde una perspectiva muy personal, considero la mejor narración que el autor estadounidense escribió en toda su carrera: La Búsqueda Soñada de la Oculta Kadath (1943).

Vía: Blackgate

Esta novela combina de gran modo el horror característico de Lovecraft con una aventura de tintes épicos, donde Randolph Carter, el protagonista, emprende una misión para hallar una misteriosa ciudad con la que ha soñado en varias ocasiones pero que absolutamente todos desconocen, razón por la que decide viajar a Kadath, donde habitan los Grandes Dioses, a quienes desea cuestionar sobre ese destino soñado, a pesar de las advertencias que recibe sobre el carácter tan voluble de dichas entidades.

Otra de las cosas que hacen brillar a esta narración es, sin duda, el vasto número de seres que intervienen durante su desarrollo, pues se presentan algunos de los más memorables en toda la literatura lovecraftiana. Desde los curiosos y furtivos zoogs, pasando por los valerosos y muy entrañables gatos de Ulthar; hasta la temible aparición de Nyarlathotep “El Caos Reptante” y Azathoth “El Sultán de los Demonios” que aguarda en los confines del universo.

Vía: Wikia

Por otra parte, La Búsqueda Soñada también destaca por ser uno de los textos que exponen con mayor claridad aquello que Lovecraft siempre quiso representar en su obra, respecto a que las personas, en su afán de buscar un mayor conocimiento -en este caso representado por la aventura de Randolph Carter para hayar la ciudad que ha visto en sueños-, se conducen a sí mismas hacia un terrible destino.

Al igual que otros trabajo de este autor, es un texto que de forma inmediata capta la atención del lector y lo sumerge en los diversos escenarios que plasma a lo largo de la trama. Además, quienes hayan leído esta obra, coincidirán conmigo en que el mensaje final  -que no pienso revelar por obvias razones- resulta ser muy significativo y hasta cierto punto fuente de introspección.

Vía: selfmadehero.com

Las personas que no hayan tenido oportunidad de leer esta novela, los invito a que se den el tiempo de hacerlo y conozcan una faceta no muy explorada por H. P. Lovecraft; o, en caso de que nunca se hayan acercado a su literatura, ésta también es una excelente opción para familiarizarse con él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here