Trabajo algo complicado resulta el escribir una introducción adecuada para un niño genio que se convertiría en uno de los titanes de la música; actualmente, supuestos expertos recomiendan su trabajo para estimular la inteligencia de los más  pequeños, como esperando que algo del genio de Mozart se transfiera de algún modo a las nuevas generaciones.

Si eres uno de los pocos desentendidos del mundo que no conoce al compositor, aquí te contamos un poco de su historia de modo breve -y sólo para no dejar de lado los datos protocolarios y aburridos-. Juan Crisóstomo Wolfang Amadeus Mozart nace en Austria el 27 de enero de 1756, fue compositor y pianista; hijo de Leopoldo Mozart quien fue violinista de segunda categoría; se casó con Constancia Weber  y murió a los 35 años a causa de fiebre tifoidea. De su muerte se cuentan muchas teorías y hay un cierto halo de conspiración sin embargo la fiebre tifoidea es la causa más aceptada.

El Niño genio

Imagen extraída de: https://ichef-1.bbci.co.uk
Imagen extraída de: https://ichef-1.bbci.co.uk

Mozart comienza su aprendizaje a los 4 años, para entonces ya era un entendido en el tono, el ritmo y la armonía; se dice que podía leer y escribir notas mucho antes de conocer bien el abecedario y comienza a componer desde los 6 años, muchas de las composiciones que escribió a esa edad pueden reconocerse fácilmente como suyas.

Dentro de los datos curiosos de su niñez hay dos un poco perdidos en la historia; ya he mencionado antes que la vida tiene ciertas reglas no escritas y una de ellas es que los grandes contemporáneos llegan a conocerse de una u otra forma.

A los 6 años, Mozart, realizaba un concierto de clavicordio en Alemania, lo que no sabía era que dentro del público se encontraba un joven Goethe de 14 años quién después pasaría también a la inmortalidad por sus libros, dentro de estos el más conocido: Fausto; al escritor le gustaría evocar la escena del niño prodigio años después.

El pequeño Mozart tuvo la oportunidad de tocar para los soberanos de Francia, Inglaterra y ante la familia imperial de Austria; mientras el muchacho corría por los pasillos del palacio austriaco resbaló y se golpeó la cabeza, una niña pequeña acudió a auxiliarlo, lo ayudó a incorporarse, y en muestra de gratitud Mozart ofreció casarse con ella cuando fueran adultos, lo que no sabía entonces es que la vida tenía pensada otro destino para la pequeña María Antonieta de Austria.

Constancia Weber

Constanze Weber
Constanze Weber

Fue la esposa de Mozart y era una de cuatro hijas de una familia de músicos; hablar de constancia es hablar de la vida poco generosa que tuvo Wolfang; y no es por decir que la mujer fue culpable de aquello, al contrario, de las pocas experiencias gratas  que Mozart pudo disfrutar fue su genio y su mujer, quien aguantó vivir en la pobreza que atormentó al genio durante toda su vida.

Constancia fue madre de 7 hijos, de los cuales 5 murieron en la infancia a causa de la pobreza que ya hemos mencionado.

Mozart se prometió a la hermana mayor de Constancia llamada Aloysia antes de viajar a París en busca de fortuna, pero cuando regresó con las manos vacías, Aloysia lo rechazó pues para entonces ella ya había triunfado en la ópera, años después mencionaría que lo rechazó porque lo consideraba  un “hombrecito insignificante” -lo dijo así, tal cuál, con ese grado de pedantería-. Constancia llegó a consolar su corazón y no tardaron en casarse -se ve que Wolfang era muy agradecido-.

Pobreza

Quizá una de las cosas más conocidas sobre Mozart -después de su música, claro- es la pobreza que padeció durante toda su vida; claro ejemplo de que lo dicho por los libros de autoayuda no siempre es cierto pues, aunque el compositor siguió su pasión por la música, no era muy reconocido en el ambiente musical de su época donde era muy fácil que cualquiera se apropiara de las composiciones de alguien más por lo que sufrió muchos plagios.

También, debemos sumar el hecho de que los compositores sufrían mucho para tener un empleo decente, la única forma de recibir un salario regular era entrar al servicio de una corte o de algún personaje acaudalado; Mozart era tan bueno que sí logró entrar a servicio, pero su patrono, el Arzobispo de Salzburgo, se empeñó en mantenerlo en la pobreza según él, para mantener la humildad del genio.

En su infancia tocaba junto a su hermana y les pagaban con cajas de rapé (funcionaban para hacer y fumar preparados de tabaco), hebillas de zapatos y otras chucherías; sin embargo, esto no alcanzaba para los gastos de la familia por lo que tenían que tocar en distintos lugares para conseguir la cena.

En la adultez fue saboteado varias veces por músicos que envidiaban su genio y múltiples veces tuvo que componer sólo para pagar deudas.

Imagen extraída de: http://www.abc.es/media/cultura
Imagen extraída de: http://www.abc.es/media/cultura

Más Datos curiosos

Mozart tuvo un amigo comerciante llamado Puchberg, quien lo socorrió en repetidas ocasiones cuando el genio ya estaba hasta el cuello en deudas.

Antes de morir, se le había encargado la creación de su famoso Requiem por parte de un supuesto desconocido; a la fecha ya se sabe que la petición venía del Conde de Valsegg quien era aficionado de encargar obras en secreto y después presentarlas como propias. En agonía y ya con delirios, Mozart creía que el encargo había venido de alguien de otro mundo y la creación estaba destinada para su propio funeral.

Vivió un breve periodo de gran reconocimiento en Viena gracias a su ópera Las Bodas de Figaro. se dice que la obra tuvo tanto éxito que las personas silbaban fragmentos por las calles.

Mozart dejó una influencia enrome en el mundo de la música, Beethoven lo estudiaba de forma constante, Haydin llegó a imitarlo a modo de tributo, Chopin pidió que se tocará a Mozart en su memoria cuando murió, en Strauss y Schubert puede escucharse su fuerte influencia e incluso Wagner, quién es considerado el más orgulloso de todos, se inclinó ante él.

Imagen extrída de: https://media.giphy.com
Imagen extrída de: https://media.giphy.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here