Businesswoman: el nuevo estereotipo de mujer

4
531
House on the hills

A principios de este año, la actriz Kaley Cuoco- Penny en la serie de comedia The big bang theory- tuvo que disculparse públicamente por las declaraciones que realizó para la revista Redbook cuando se le preguntó si se consideraba feminista

“¿Es malo si digo que no? En realidad no es algo que piense”,”nunca fui la chica feminista exigiendo igualdad, pero tal vez es porque nunca he enfrentado desigualdad”, reflexionó, “Yo cocino para Ryan (su esposo) cinco veces a la semana, me hace sentir como una ama de casa; eso me encanta. Sé que suena anticuado, pero me gusta la idea de las mujeres cuidando a sus hombres”.

Muchas personas tuvieron comentarios negativos al respecto y al ser tachada de antifeminista o machista, la actriz tuvo que disculparse mediante las redes sociales aclarando que se malinterpretó su declaración y que las palabras pueden salirse de contexto. Pero, ¿por qué tendría que disculparse alguien por hacer algo que le gusta y no hace daño a nadie?

En el pasado la imagen correcta de una mujer era el de ama de casa: mujer casada, con hijos, una casa bonita, atenta a su esposo, de buenas maneras; pero esto fue cambiando, la mujer comenzó a pasar menos tiempo en la cocina con ayuda de comidas enlatadas y precocinadas, otras no alcanzaban a casarse y tenían que trabajar para mantener a su familia.

El mundo evolucionó y la mujer se adaptó, comenzó a realizar trabajos que antes eran exclusivos de los hombres, el capitalismo se desarrolló, las universidades comenzaron a admitir mujeres, las empresas necesitaban personal y había féminas con un título y buena intuición, Coco Chanel otorgó un atuendo adecuado para la nueva mujer emergente: el traje sastre para la mujer de negocios, también conocida como businesswoman.

Fashion 365

La ama de casa fue quedándose atrás y la leona de la gran ciudad fue abriéndose camino en un mundo dominando por hombres. La businesswoman lo era todo y más: poderosa, capaz, preparada para luchar, fuerte, dueña o socia de una importante compañía, bella, soltera fabulosa o madre casada que estaba tanto para sus hijos como para ella. En la película I Don’t Know How She Does It (2011) aparece perfectamente ejemplificado este modelo de mujer empresaria- mamá- ama de casa- todo lo puedo. Hoy, esta mujer de negocios es el anhelo de muchas, pero la condena de otras.

¿Por qué tendría que ser más importante una mujer que trabaja que una que se queda en casa? En realidad, ni siquiera se trata de la mujer, sino del disfrute del ser humano. Si una persona, sea de cualquier género, es feliz pasando todo el día arreglando su casa para que sea bonita, cocinando porque eso le gusta, en vez de trabajar y generar dinero, ¿qué no es perfectamente correcto? Aquí el dilema es ¿qué es correcto para cada quien? No es lo mismo mostrarle a un ama de casa que no tiene que encerrarse en en hogar por ser mujer, que exigirle un título universitario y un puesto importante debido a que muchas mujeres lucharon por ese sueño  y ahora es su deber tomarlo como suyo.

Tumblr

Parece que esta idea se ha convertido en el nuevo estereotipo de mujer, ya que se rechaza al ama de casa y se aplaude a la empresaria. En pocas palabras, simplemente se hizo un intercambio: la mujer pasó de ser la cabeza del hogar, en el que su trabajo era mantener todos los aspectos en orden (limpieza, comida, hijos, decoración) a ser la cabeza de una empresa, donde su trabajo anterior ya la había preparado para realizar multitareas siempre con la mente concentrada. Pero a pesar de esto, a la mujer en muchos casos se le ve como que está obligada a hacer las cosas así, por el simple hecho de ser mujer. En la película Devil wears Prada (2006) Andy Sachs le dice a otro escritor que su jefa, la editora de la revista de moda más importante a nivel mundial, es criticada por cómo hace su trabajo, pero que si fuera hombre todos creerían que lo hace de manera extraordinaria.

Considero que deberíamos entendernos como humanos y comprender que cada persona tiene una forma distinta de funcionar. La manera en que alguien se desempeña en sus labores -ya sea en casa, en una oficina, en una cocina o en cualquier sitio- es independiente de su género. ¿Por qué aplaudirle a un hombre por limpiar su casa o a una mujer por ser socia del bufet de abogados donde trabaja, solamente por el género al que pertenece? Son logros personales y por lo tanto, son propios de la persona y no de su género. Deberíamos juzgar menos, quebrar estereotipos que sólo generan prejuicios y discriminación y disfrutar más. Si algo te hace feliz, You go, girl! You go, boy! You go, people!

Fuente 20 Minutos

4 Comentarios

Dejar respuesta