El fetichismo no es sólo una perversión

0
1905
Foto: Michal Sosna

Hablar si es o eres un fetichista puede ser un tema de morbo, pues el fetichismo es algo poco común y que no se practica “normalmente“en las relaciones sexuales a menos que se tenga mucha confianza con quien se intima, por el qué dirá la otra persona.

La palabra fetiche viene del término portugués “feitiço”, que significa “hechizo” o del  francés fétiche) es una parafilia que consiste en la excitación erótica o la facilitación y el logro del orgasmo a través de un objeto fetiche, como una prenda de vestir o una parte del cuerpo en particular.

Los objetos fetiches más frecuentes son las prendas de vestir como lo son las  pantaletas, brasieres, medias, minifaldas, zapatos, botas, corbatas, ropa de látex, delantales e incluso uno puede tener fetiche por algunas partes del cuerpo como lo son los senos grandes, nalgas, hombres con barba o tatuajes en el cuerpo, por mencionar algunos.

fetichismo 2

La conexión que uno puede tener con el fetiche no refiere que si se tiene una relación sexual sin él, impida que se llegue al orgasmo debido a que el fetiche puede ser un plus dentro de ellas no algo necesario como muchos lo llegaran a pensar.

El utilizarlos dentro del acto sexual puede ser altamente recomendable para romper la monotonía con la pareja, un estimulante, disfrutar más, vivir una experiencia o incluso poder llegar a un clímax más placentero.

Así que si a ti te gusta que se queden o quedarte solo en tacones, ser una lolita, mujer justicia, ama de llaves, ver por el espejo etc.¡¡Felicidades!! Sigue jugando, experimentando y disfrutando. El fetichismo no es sólo una perversión como muchos psicoanalistas diagnostican, si no es algo que puede manifestarse como una necesidad del comportamiento humano buscando más experiencias.

fetichismo
Foto: Getty Image

No hay comentarios

Dejar respuesta