Han pasado casi 24 años desde la primera vez que vi este mundo, y a pesar de que no es muchísimo tiempo, he aprendido de cada instante cosas importantes, como por ejemplo, ¡celebrar! Así es, cuando se trata de festejar, lo hacemos en ocasiones importantes, una boda, el primer hijo, hasta la fiesta de compromiso, pero también hay momentos en nuestra vida que pasan desapercibidos cuando deberíamos quizá armar una fiesta, aquí mi top 5:

  1. ¡Terminar la tesis! Un gran logro, que tal vez al principio fue complicado, y puede que hayas tenido dolor de cabeza, pero después encontraste el camino ¡y lo lograste!

    Imagen vía: phpcomics.com
  2. Tu primer empleo. Estudiaste y te esforzaste por un largo tiempo, cuando llega el momento de buscar trabajo a veces suele ser difícil, pero una vez que te contratan por primera vez, es un hecho importante que debes celebrar, porque te acordarás de él, y porque es un gran paso en el mundo real.

    Imagen vía: burnsheehan
  3. Graduarte de una clase extracurricular. Cocina, pintura, o algún idioma, no importa que no se relacione con tu carrera, es un logro más en tu vida y merece ser festejado.

    Imagen vía: inglés23.com
  4. Comenzar tu propio negocio. Un gran paso en tu vida, porque te decidiste a hacerlo, celebra y después échale muchas ganas para que sea exitoso.

    Imagen vía: entrepreneur.com
  5. Ser promovida. Si en tu empleo te han ascendido de puesto seguro estás haciendo un buen trabajo, incluso si recibes un aumento, celébralo.

Debemos aprender a querernos un poquito más, apapacharnos también es válido, así que no dudes en festejar cada logro en tu vida, incluso si piensas que es el más pequeño, consiéntete.

Foto de portada vía: Make me feed

No hay comentarios

Dejar respuesta