Tengo una caja de zapatos en donde guardo mis cosas favoritas en la vida, cosas bonitas o importantes para mí, recuerdos de un día especial u objetos que me encontré en la calle y me parecen de lo más lindo. Uno de esos objetos es un lápiz rosado que me regaló mi hermana en el 2012  y que estoy segura que muchas personas también guardan con el mismo cariño. Me refiero a los lápices que se utilizaron en las elecciones presidenciales y que para mí, representan mi primer voto como ciudadana.

Lápices elecciones federales 2012
Aristegui noticias

Me gusta pensar en el voto y en la educación como un derecho más que como una obligación, ya que me cuesta mucho concebir estas dos cosas siéndome negadas. Soy una mujer de 23 años, con estudios universitarios y procedente de uno de los estados más pobres de la república mexicana. ¿Qué sería de mí se viviera en los años anteriores a los 50- 60?

Muchos de los derechos que hoy gozan las personas tuvieron que ganarse con esfuerzo y lucha. Ahora las mujeres pueden votar, estudiar, usar pantalón, trabajar, entrar a bares, elegir ser casadas o no e incluso decidir tener o no un aborto. Las mujeres antiguamente representaban una minoría, así como las personas indígenas, las de raza negra, los gitanos, personas con discapacidad. La inclusión ha sido progresiva y cada vez es más común normalizar la inclusión de grupos segregados.

Derecho en acción

En el 2012 fue mi primera votación, en la cual el 66.08% de las mujeres registradas en el padrón electoral votaron –mientras que sólo el 57.77% de hombres lo hicieron- y el número de funcionarias de casilla sobrepasa por 15% al de hombres que aceptaron participar.

Las población de mujeres, afromexicanos e indígenas representa un gran grupo, notable a simple vista, pero que al no ser incluidos socialmente han tenido que hacerse notar de a poco.

Fan de la cultura

Cada año en el mes de marzo se reconoce y conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. En 1953 se incluyó a las mujeres en el Art. 34 refiriéndose a su derecho de votar y ser votadas, para 1955 las mujeres votaron por primera vez en México y una batalla más se ganó.

Hoy, en pleno 2016 ver a una mujer votando es de lo más común. La igualdad, para mí, es que todos podamos realizar las mismas acciones que otros sin perjudicar a los demás y siendo plenos.

Ese lápiz que guardo me representa como mujer, como adulta, como persona plena y libre. Cada logro por la igualdad es un granito extra de respeto y tolerancia para la sociedad, el camino aún es largo y todavía faltan muchas luchas que emprender para conseguir el respeto a todo ser.

Si quieres leer un poco sobre la mujer y el voto, aquí te dejo algunos artículos interesantes al respecto.

Fuentes: INE, Inegi, SEP

No hay comentarios

Dejar respuesta