Uno de los mayores símbolos de feminidad son los tacones, sobre todo esos que son delgados y muy altos, para muchas personas incluso son un fetiche sexual que levanta pasiones. Sin embargo para quienes los usamos, sobre todo cuando son muy altos, suelen ser un martirio.tacos

Aunque la verdad es que también exciten personas que los usan durante todo el día, andan por todos lados, corren, bailan y hacen maravillas con ellos.

El problema es que en muchos empleos son fundamentales, sin importar que se requiera estar mucho tiempo de pie o de un lugar a otro. A esto se enfrentó Nicola Thorp, una mujer de 27 años que trabajaba como recepcionista en el Reino Unido, quien se quejó porque en la empresa en la que laboraba era obligatorio usar tacones “de entre cinco y diez centímetros”, cosa que después de una jornada entera de trabajo resulta agotador.

“Les dije: ‘Si me pueden dar una razón por la cual no puedo hacer mi trabajo con zapatos planos, perfecto’. Pero no me dieron ninguna”. El trabajo consistía en acompañar a los clientes desde la recepción hasta los despachos en los que tenían cita. “Y lo que les dije es que eso no lo iba a poder hacer con tacones”.

El resultado fue que se quedo sin empleo. Sin embargo, después de que Nicola hablará con sus amigos sobre lo sucedido decidió quejarse por medio de facebook y descubrió que no era la única. Por lo que comenzó una campaña en la que solicita que se impida por ley que a las mujeres se les obligue a usar tacones en el trabajo. La petición cuenta con 150,841 firmas

Realmente esto debería ser algo que se empleara a nivel mundial pues los tacones, por más hermosos que luzcan, tienen repercusiones en la salud de por vida para quienes los portan.

El tacón ideal es de 5 cm, pero a muchas personas no les importa sacrificar su comodidad y su su salud y los llegan a utilizar hasta de 15 cm ¡se imaginan!. En lo personal, me encanta usar tacones, pero prefiero utilizarlos de vez en cuando porque realmente siento que limitan mis movimientos. La cuestión es usarlos de forma que no dañe nuestra salud y sin que sea porque alguien más nos obliga a utilizarlos.wearing-high-heels-like-a-boss

Fuentes: El País

 

No hay comentarios

Dejar respuesta