Seguramente te has sentido acomplejado por algún aspecto físico del cual no eres completamente fan, tal vez alguien en algún momento se haya mofado de esa parte de tu cuerpo lo que hizo que poco a poco te fueras creando complejos, o te has dejado llevar por los estereotipos que nos ha inculcado la moda, la tv, etcétera.

Siempre he admirado la honestidad y sencillez de un niño, para ellos todo es simple, sencillo; creo que nunca deberíamos de dejar ir por completo al niño que alguna vez fuimos, pues si lo mantenemos con nosotros tal vez y solo tal vez podríamos aceptarnos tal como somos, ser más humildes, sinceros y entonces el mundo de cada uno sería distinto y si te preguntas ¿a dónde va con todo esto? la respuesta es muy simple, la próxima vez que te quejes por alguna parte de tu cuerpo, recuerda este video 😉

 

No hay comentarios

Dejar respuesta