En la actualidad las imágenes sexuales son cada vez más explicitas dentro del mundo de la publicidad, por medio de ellas se nos quiere vender toda clase de artículos, comidas y bebidas.
La mayoría de las campañas publicitarias se encuentran dirigidas al público masculino. Para muestra de lo anterior basta con ver los comerciales que ofrecen papas, helados, hamburguesas con imágenes de mujeres semidesnudas que se deleitan el paladar. La publicidad no sólo nos vende un producto, sino que juega con nuestro lado psicológico y nos brinda la idea de que al comprar cierto producto tendremos éxito, sexo, amor, entre otras cosas.

Anuncios
Anuncios

Recientemente una compañía neozelandesa llamada I Love Ugly sacó unos anuncios publicitarios de joyería para hombres, los cuales fueron repudiados por gran parte de la sociedad por considerarlos machistas. En las fotos de dicha publicidad se podía observar las manos de un hombre sobre el cuerpo desnudo de una mujer, en partes como los pechos, las nalgas y los genitales de ella.

I love Ugly
I love Ugly

Los reclamos en contra de la empresa no se hicieron esperar, las personas se quejaban de que esas imágenes cosificaban a la mujer presentándola como un mero objeto decorativo, añadiendo que no era necesaria tanta exposición sexual para promocionar unos anillos. El escándalo llegó incluso a oídos de Rae Duff, presidenta del Consejo Nacional de la Mujer de Nueva Zelanda, quien se mostró también molesta y decepcionada.

Joyería

En respuesta a la polémica desatada por las fotografías, dos días después I Love Ugly publicó imágenes en las que se invertían los roles; es decir, ahora se veía a la dama vestida y con las manos posando sobre el torso desnudo de un varón. Dicha propuesta en lugar de mejorar la situación de la empresa, obtuvo nuevas críticas. Un internauta argumentó: “Cubriendo una parte no erotizada del cuerpo masculino…Una muestra más de cómo la marca no tiene ninguna comprensión sobre el desequilibrio de poder arraigado en la sociedad.” Otros usuarios recomendaron a la empresa retirar su “publicidad misógina”. Después de ello la compañía ya no ha emitido ninguna declaración.

Invierten roles
Invierten roles

Y tú, ¿crees que se trata de una publicidad misoginia?, ¿piensas que fue buena la idea de invertir los roles en el intento de resolver el problema o que hubiera sido mejor no hacerlo?

No hay comentarios

Dejar respuesta