Uno de los principales conflictos con el que me enfrentaba día a día, era tristemente, mi sedentarismo, ir de la oficina a la casa y de la casa a la oficina, toda la semana laboral, comenzó a afectarme. Empecé a subir de peso hasta llegar al punto en que me costaba trabajo subir las escaleras.

Mi conciencia me decía que tenía que hacer algo para activarme, pero, ¿cómo?, ¿qué? Si no tengo tiempo para inscribirme en alguna actividad física. Lo dejé de lado y un par de días después, platicando con una amiga, me comentó que le habían recomendado una app para hacer ejercicio. Investigué sobre el tema, y me descargué varias, aquí mi top 3:

Nike+ training club

Elige entre más de 100 entrenamientos la forma en la que quieres ponerte en forma. Lo interesante de esta aplicación es que al crear tu perfil Nike+ podrás agregar a tus amigos para entrenar juntos.

Imagen vía: cdn.com

Sworkit entrenador

Disponible para Android y iOS, con esta aplicación podrás comenzar una rutina de ejercicios de resistencia y/o fuerza, seleccionar la parte del cuerpo que quieras trabajar y como un plus, aerobics y hasta yoga.

Imagen vía: sworkit

Entrenamiento de 7 minutos

Si de plano la flojera se apoderó de ti y quieres pero no quieres comenzar a ejercitarte, esta app es para ti. Comienza con 7 minutos diarios, si después no es suficiente, puedes hacer repeticiones de cada rutina para doblar el tiempo.

Imagen vía: smartblog.es

Es importante tomar en cuenta que debes empezar con rutinas tranquilas, ir paso a paso y dejar que tu cuerpo se vaya acostumbrando al ejercicio para después subir el nivel de intensidad.

Esas son las 3 apps que me han hecho tener una mejor condición física, pero sin duda, hay muchas más que están dedicadas por ejemplo a fortalecer los glúteos, o a bajar la pancita. Con la tecnología tan a la mano, no hay pretextos para comenzar a ponerte en forma.

Imagen de portada vía: workouttrends.com

No hay comentarios

Dejar respuesta