No soy una persona deportista, siempre ha sido algo que me ha costado mucho trabajo. En un intento por “mantenerme en forma” recurrí a los ejercicios que parecían fáciles, desde aerobics hasta zumba, pasando por spinning.

La verdad es que todos me aburrían, para mi representaban una eterna hora de ejercicios repetitivos que me provocaban dolor de cabeza (por mi mala respiración) y que después de un mes de acudir diario o tres veces por semana, me generaban una gran pereza sólo de imaginar todo lo que podría estar haciendo en lugar de estar ahí saltando.

Sé que hay muchas disciplinas divertidas y que aquellos que si tienen el gen deportista, pueden enlistarme todas ellas y argumentarme porqué debería practicarlos, pero aquellos que, como yo, estamos un poco (o mucho, o totalmente) negados a los deportes, les diremos que no traten de convencernos porque es inútil.

Sin embargo, tengo una amiga muy necia que una vez más lo intentó y ésta vez me convenció: estoy tomando clases de pole dance.

¿Algún día lograré hacer algo así? Foto de: Historiasdemoda.wordpress

Claro que me llamó la atención porque pensé que sería fácil y divertido. Me pareció que era como andar en el pasamanos en el parque o malabareando en los tubos de los juegos, o deslizarme por el tan anhelado tubo de los bomberos, si alguna vez lo han practicado saben que para nada es así.

Por supuesto no doy una porque necesitas fuerza en piernas y brazos, además de elasticidad y encima de todo, verte delicada y sensual.

http://www.allegrapoledance.cl/images/aisha.jpg
Aisha con codo en split. Postura de nivel avanzado. Foto de: Allegrapoledance.com

Pero para nada es aburrido.

Hay que complementar con ejercicios que ayuden a la fuerza, además de ir practicando las posturas y giros en el tubo que si, son divertidos. Hay que intentar sostener todo el peso de tu cuerpo con los brazos, enlazada al tubo pero con una sonrisa y postura sexy y sin que parezca que haces esfuerzo.

“Monkey” Foto de: poledance-paris.com

Para alguien como yo que no hace ejercicio, es un reto siquiera conseguir subir las dos piernas al mismo tiempo, pero para alguien que hace otro tipo de deporte, puede resultar muy divertido y aun así, los retos no son menores. Entre mis compañeras hay quienes practican box, spinning, escalada o crossfit; y dicen sentirse sorprendidas de lo que el pole dance exige. Una vez que has logrado un giro o postura, existe otro que requiere más flexibilidad, más fuerza, más equilibrio.

qv9tqw
Via: giftrunk.com/

Así que podría decir que para torpes, tiesos, pero también para deportistas, es una disciplina muy recomendable que combina fuerza, elasticidad, respiración y que involucra a todo tu cuerpo para lograr los mejores resultados.

¿Lograré siquiera una sola postura de nivel principiante? No lo sé, pero los ejercicios previos a “treparme” al tubo, no me han parecido aburridos y siempre terminó disfrutando mucho haciendo giros aunque en ocasiones los pies se me enredan y no logro que se vea tan estético, mucho menos sensual, pero ahí vamos.

Esta disciplina como deporte es muy nueva. Después de surgir como baile erótico en los table dance o striptease club, en los años noventa comenzó a practicarse como disciplina gimnástica. En el Cirque Du Solei hay números en los que se práctica con gran maestría y dejando de lado por completo el aspecto erótico o sensual para convertirlo en un espectáculo artístico, acrobático y muy asombroso.

Por el momento, no aspiro ni al striptease ni a lo magistral del Cirque Du Solei, me alegro con saber que ya llevo más de un mes, y no me ha aburrido aunque no he logrado una sola postura que valga la pena presumir.

Las acrobacias del Cirque Du Soleil en pole, en este video:

No hay comentarios

Dejar respuesta