En el año de 1972  por  Gerard Damiano  llego una película que revoluciono el porno “Garganta Profunda“,  con una historia “surrealista” a mi parecer, se convirtió en una de las películas pornográficas más exitosas e influyentes de todos los tiempos. Logrando así despertar los deseos y fantasías sexuales de muchos hombres.

El convertirnos en  estrellas porno por un día o cumplirle el deseo sexual a nuestras parejas masculinas de vernos como una Linda Lovelace, en mi parecer no es denigrante. Sé que la pornografía es visto como una forma irreal y estereotipada de la mujer, pero ¿por qué no hacer nuestro porno? Haciendo una encuesta con amantes, amigos y conocidos, uno de los mayores placeres sexuales que tienen es el ver y sentir como su amante les hace sexo oral.

sexo-oral-vanesita-love
Vía: Vanesita Love

A muchas chicas les podrá dar asco y a muchas les gustará el ver cómo se puede derretir a un chico al hacerlo. Pero no todo es placer y fantasía pues el sexo oral necesita de sus cuidados higiénicos y técnicas para que pueda ser placentero. En primera, no es nada agradable para nosotras comernos sus “pelos”.  Sí, lo sé suena asqueroso pero es la verdad.

Otra cosa chicos, nosotras no tenemos un clítoris en la garganta como en la película, así que no intenten ahogarnos con sus dotes y si quieren terminar en la boca tengan la consideración de alimentarse bien (pocas carnes y mucho líquido) para que el sabor no sea desagradable y chicas disfruten, practiquen (esas Tutsi pop, si sirven) y vean como le van dando esa muerte chiquita a su pareja.

orgasmo585.jpg222
Vía. desdelaplaza.com

Estas recomendaciones que les doy se las menciono para que podamos hacer esa fantasía realidad, casi como una película porno y no sea como los bloopers de la película porno. Disfrutemos, gocemos y experimentemos.

 Imagenes: favim.comdesdelaplaza.comVanesita Love

No hay comentarios

Dejar respuesta