Tener relaciones sexuales siempre ha sido un acto placentero para la mayoría de nosotras, es el momento en el que nos olvidamos del mundo exterior para comenzar a disfrutar de nuestros sentidos y cuerpo.

Esperamos con emoción el encuentro sexual y al pensarlo es inevitable que no venga a nuestra mente el tan anhelado orgasmo, esa muerte exquisita a la que todas queremos llegar más de una vez. Sin embargo, no todos disfrutan estar en la cama con su pareja e incluso hay quienes más que gozarlo lo sufren.

Todas podemos llegar a experimentar ansiedad sexual. Esto ocurre más frecuentemente en los hombres, pero también en algunas mujeres.

Frustación / Tomada de Giphy,com
Frustración/Tomada de Giphy.com

La ansiedad durante el acto se produce cuando comenzamos a cuestionarnos sobre las proporciones de nuestro cuerpo o tenemos pensamientos negativos respecto a la relación sexual que tendremos. En el caso de ellos, temen que su miembro sea muy pequeño y la mujer se decepcione al verlo, de tener una eyaculación precoz o de no satisfacer a su compañera.

Asimismo, ambos miembros de la pareja podemos tener miedo de no ser lo suficientemente buenos en el acto, así como de no poder alcanzar el orgasmo o no lograr provocárselo a nuestra pareja, esto hace que las hormonas del estrés comiencen a interferir en la excitación sexual y nuestro desempeño disminuya.

En cuanto a los hombres, pueden tener problemas de erección debido a estos temores, que aunque en muchas ocasiones son injustificados, terminan por afectar el momento de intimidad.200

En lo personal no he experimentado este tipo de ansiedad sexual, pero hace algunas semanas, platicando con unas amigas, supe que una de ellas padecía esto y le resulta frustrante.

A continuación enlisto algunos consejos que aparecen en diversos artículos electrónicos para que tú o tu pareja dejen de sufrir en la cama y mejor comiencen a gemir de placer:

1. Dice un dicho popular que “hablando se entiende la gente” y no hay nada más cierto que esto, la comunicación es uno de los puntos importantes dentro de una relación. Así que, pierde el miedo a hablar con tu pareja de las relaciones íntimas y dile lo que te gusta que haga o no, háblale de tus preocupaciones y escucha las suyas, para que ambos se sientan plenos al momento de hacer el amor.

2. Los juegos previos son muy importantes, es necesario que nos tomemos nuestro tiempo para que la excitación se haga presente, hay que recordar que no hay prisa y aprovechar para llenar de caricias y besos a esa persona que tanto queremos.

Pasión/ Tomada de Giphy.com
Pasión/Tomada de Giphy.com

3. Es necesario comunicarnos al momento de tener relaciones, si algo que hace en ese momento te gusta, indícalo. Aunque es cierto que nuestro cuerpo habla por sí solo, también es necesario que guiemos al otro por medio de palabras.

4. En ocasiones creemos que al momento de tener sexo nos encontramos en una competencia y esto es totalmente equivocado, por lo tanto, es importante que el hacer el amor “sea un momento de placer y entrega mutua”, así lo menciona el artículo electrónico 10 tips vs ansiedad sexual.

Deseo/Tomada de Giphy.com
Deseo/Tomada de Giphy.com

5. Conocer cada parte de nuestro cuerpo es necesario porque gracias a ello podemos conocer los tiempos, limitaciones y preferencias que tenemos, para así indicar a la pareja cuáles son nuestras zonas erógenas, así como, qué es lo que nos hace gemir más fuerte.

Así que, ya sabes, si tú o tu pareja tienen problemas en la cama porque alguno padece ansiedad sexual, es importante que lo hablen, que comuniquen sus temores para que los próximos encuentros estén cargados de mucho deseo, diversión y placer.

Fuentes:

Salud180.com

Vidaysalud.com

 

No hay comentarios

Dejar respuesta