¿Alguna vez has estado justo en el momento de la acción, y de repente no sientes nada? ¿O por más que tienes relaciones con tu pareja aún duele? Posiblemente tienes vaginismo.

Imagen vía: sinvaginismo.wordpress

El vaginismo es un padecimiento que prácticamente no puedes controlar, pues resulta que a la hora de que el pene intenta penetrar, los músculos de la vagina se contraen, evitando que la penetración ocurra, o en su defecto, puede ocurrir causando dolor.

Existen dos en su tipo, primario, cuando la mujer se da cuenta en sus primeras relaciones sexuales, y secundario, cuando haz tenido una sensibilidad muy enriquecida, y de pronto no sientes más, o aparece el dolor.

Imagen vía: belelu
Imagen vía: belelu

La mujer no es consciente de esto, y como te comentaba, es algo que no se puede controlar, pero sí tratar.

Si has sentido que esto ocurre contigo, la mejor opción es ir con tu ginecólogo y explicarle cómo te sientes, éste te dará una opinión certera de acuerdo a tus síntomas. El tratamiento más común es realizar ejercicios de Kegel. Es importante que tengas en cuenta que este problema puede ser tanto físico, como psicológico. Acércate a tu ginecólogo o sexólogo para recibir la ayuda que necesites.

Imagen de portada tomada de: www.idvl.es

No hay comentarios

Dejar respuesta