Se dice que el cine sin música sería muy diferente a como lo conocemos hoy. Sin dicho elemento, tal vez las películas que recordamos como las más especiales tendrían un sentido muy diferente en nuestras vidas e incluso escenas memorables de la cinematografía quizá perderían ese encantó que nos conquistó si no estuvieran acompañadas de ciertas piezas musicales.

Pensando en ello, nosotros quisimos hacer un recuento de cinco momentos musicales que se han vuelto icónicos en el cine, y que sin importar el género musical, hicieron de esas escenas a las que acompañaron, unas sumamente divertidas, interesantes, e incluso de culto.

Sweet DreamsX-Men: Apocalypse

Cómo olvidar al simpático Evan Peters en su papel de Quick Silver protagonizando la escena más memorable de X-Men: Apocalypse, misma que se ha convertido en razón de memes y referencias graciosas. La canción que le acompaña es un one hit wonder de la banda Eurythmics, pero también es considerada uno de los temas más icónicos de la década ochentera en la cultura pop.

Obertura de Guillermo Tell A Clockwork Orange

Definitivamente, Stanley Kubrick sabía cómo musicalizar una película, para muestra, basta ver la escena en la que Alex DeLarge tiene un encuentro sexual con dos mujeres y el ritmo de la escena es marcado por una pieza clásica compuesta por Gioachino Rossini, la cual da velocidad y cierto sentimiento de alegría y buen humor. Sin duda, esta escena muy probablemente ha hecho pensar a más de una persona en lo agradable que podría ser un trío acompañado de música clásica.

I’ve Seen it all – Dancer in the Dark

La controversial artista islandesa Björk ha roto las barreras de lo usual y lo conceptual, y el hecho de que haya trabajado con el -igual de polémico- director danés Lars Von Trier, es un claro ejemplo de ello. En la película Dancer in the Dark es posible encontrar muchas escenas musicales de enorme calidad, pero es sin duda ésta, donde aparece una canción interpretada por Björk junto a Thom Yorke, la que sobresale más.

Magic Dance – Labyrinth

El ya desaparecido David Bowie sin duda dejó un gran legado a los amantes del arte en toda la extensión de la palabra. Su participación en el cine destacó la verdadera versatilidad que tenía el músico para desarrollarse en múltiples disciplinas, demostrando ser uno de los más grandes showman que han existido en la historia. Uno de sus papeles más representativos en la pantalla grande fue en el filme Labyrinth gracias a escenas como ésta.

Purple Rain – Purple Rain

Si algo tenía Prince, es que sabía conmover y emocionar a sus seguidores. El músico sabía cómo llegar a los sentimientos más profundos de la gente, ya fuera por medio de las canciones que incluían sus álbumes e incluso en la escena de alguna película, como fue el caso de Purple Rain. Es un hecho que extrañamos a este gran músico, pero aún lo tenemos en película para recordarlo.

Sabemos que hay muchos momentos musicales en el cine que nos han marcado, cuéntanos cuáles han sido los más especiales para ti.

Fuente: Lars Von Trier, Björk, Purple Rain movie, Kubrick, Rolling Stone Magazine.

No hay comentarios

Dejar respuesta