Uno de las formas de expresión más enriquecidas que el ser humano ha desarrollado, es sin duda alguna, la música. Esa inmensidad de géneros que nos brinda para apreciarla y amarla es lo que la hace única; y sólo aquellos que se abren a descubrir música nueva sin encasillarse en ciertos géneros, son quienes la disfrutan sin prejuicios ni tapujos.

En esta búsqueda de nueva música, nos hemos encontrado a Jósean Log, músico mexicano nacido en Cholula, Puebla, quien realmente tiene un futuro prometedor con su música que denomina como “Pop Guapachoso y Sabrosón“.

Desde niño tuvo una gran fascinación por el ritmo y las percusiones. Posiblemente, gracias a sus padres que le ponían a Cri-Cri siendo aún bebé, fue como nació su amor por la música; empezando a tocar la batería a la edad de 6 años.

Jósean Log, Foto vía “Jósean Log Facebook oficial”, Fotografía por: Adriana Lozoya Photography

Contar con el apoyo incondicional de sus padres para seguir esta gran pasión, excelentes maestros que lo instruyeron y formar una banda con su hermano y amigos, fué lo que hizo que desarrollara rápidamente su talento musical.

Lo que nos llamó la atención de Jósean Log, es que se hace acompañar únicamente de un ukelele, mismo que al igual que los demás instrumentos, no se atreve a decir que domina por completo; tan sólo se divierte y compone “las tonteras que le salen de la cabeza“. Sobre su preferencia por el ukelele, Jósean nos comentó lo siguiente:

“La batería y percusiones siempre fueron mi fuerte (quizás lo sigan siendo), luego vino el violín y el piano, con los que nunca me he sentido cómodo tocando en público. Un día me compré un ukulele por mera curiosidad y fue como amor a primera vista… me encanta que lo puedo llevar a donde sea que vaya y es súper fácil de tocar, suena bonito y en general es un instrumento bien amigable, creo que lo tiene todo.”

Jósean Log, Foto vía: “Jósean Log Facebook oficial”

Creció escuchando realmente de todo. Su papá, siendo gran fan del jazz y la música cubana; su mamá, escuchando música francesa y trova, mientras que sus hermanos gustaban de Metallica, Nirvana, The Offspring, Oasis y Alanis Morissette. A Jósean siempre le gustaron los ritmos latinos y la música en español; fue gran fan de Shakira (antes de cantar en inglés), Elefante, Manú Chao, Fito Páez, Aterciopelados, Los Fabulosos Cadillacs e incluso Cri-Cri, pasando también por reggae y electrónica.

Pero dentro de toda esa diversidad musical, Jósean nos compartió un poco sobre el artista que más lo ha influído en su vida:

“Definitivamente Jorge Drexler. Tengo un gran crush con su música entera desde hace muchos años. Es un modelo a seguir para mí, especialmente por la forma en la que ha sabido llevar su carrera sin mayores pretensiones y sin llamar la atención con escándalos ni faramalla, dejando que sus increíbles canciones hablen por él. Me encanta también la enorme diversidad en su paleta de sonidos, ritmos y letras… esas letras que son poesía hecha y derecha.”

Jósean Log, Foto vía “Jósean Log Facebook oficial”, Fotografía por: Adriana Lozoya Photography

Lo que pretende con su música es que quien escuche, de alguna forma se identifique con la canción y su historia; que le llegue al corazón, que le haga sentir cosas y se le quede grabada la melodía. En general, le gusta que su música comunique ideas y mensajes concretos de alguna forma. Con letras inspiradas en el amor, fantasías románticas y un reflejo de sus inquietudes personales sobre diversos temas. Le gusta que lleven buena vibra e inviten a llevar la vida un poco mejor.

Por ahora, sólo ha lanzado su primer sencillo de estudio llamado Parriba, pero ya se encuentra preparando el lanzamiento de su primer EP que incluirá 5 canciones. Incluso, hace unos meses subió una versión acústica de su sencillo Chachachá, que para sorpresa del propio músico llegó a ser viral de Spotify en México, Colombia y Argentina por varias semanas.

Jósean Log “Parriba”, Imagen vía: “Jósean Log Facebook oficial”

Jósean menciona que esta canción es una especie de súplica a una persona especial (cada quien tiene la suya) para que se anime a disfrutar de más tiempo juntos y dejarse enamorar al buen ritmo del chachachá. Esta canción en versión de estudio será la que abandere su primer EP.

La mayoría de sus presentaciones se han limitado a la Ciudad de México y Puebla, donde llegó a presentarse en el Foro Lindbergh del Parque México en la colonia Condesa. Hace poco tuvo la oportunidad de presentarse en Mérida y Cancún; de hecho, hace unos años se presentó como baterista del grupo I Can Chase Dragons! en el Vive Latino, proyecto perteneciente a su amigo Julio Gudiño; y cuya música nos invita a escuchar.

También ha llevado su obra a Boston un par de veces y a Bogotá, donde lo acompañaron varios amigos músicos de todos los rincones de Latinoamérica.

Jósean Log, Foto vía “Jósean Log Facebook oficial”, Fotografía por: Adriana Lozoya Photography

Sobre el apoyo a la música independiente, el intérprete de Chachachá dijo:

“Es muy complicado hacerla como músico independiente, pues no cuentas con una infraestructura previa ni con un presupuesto corporativo para emprender tus hazañas artísticas. Realmente no hay mucho apoyo en ningún sentido, pero creo que es parte del reto al que nos enfrentamos, y saberlo superar es parte del camino a una carrera exitosa y consolidada.”

Por último, Jósean Log nos dejó un mensaje para sus seguidores y nuestros lectores de Calíope Magazine:

“Primero agradecerles a todas las personas que leyeron hasta esta última respuesta y no les ganaron las ganas de meterse a Instagram. Y ya que estamos en eso, los invito a seguirme en mis redes sociales -en todas me encuentran como Jósean Log, /joseanlog o @joseanlog- y a mantenerse al pendiente para que me ayuden a que el EP que viene en camino sea un verdadero éxito y lo podamos gozar juntos en algún concierto en su ciudad. ¡Buenas vibras y hasta pronto!”

Los dejamos con el video de Chachachá y si quieren mantenerse al tanto de nuestro amigo Jósean Log síganlo en sus redes sociales (FacebookTwitterInstagramSoundCloudYoutube)

No hay comentarios

Dejar respuesta