Corrían los primeros años de la década de 1990, la mayoría de la población todavía se encontraba bajo el influjo de la música grunge y el mundo del rap y el hip hop atravesaba por un periodo muy particular. Nombres como Dr. Dre y su alumno Snoop Dogg imponían sus estilos en Los Angeles y Nueva York respectivamente; sin embargo, este último no tenía la presencia suficiente para destacar a la Gran Manzana en el mapa de esta industria.

Al parecer un sólo hombre no era suficiente para llevar a cabo semejante labor, pero… ¿qué tal un pequeño ejército de nueve talentosos e irreverentes amigos? Un grupo de jóvenes cuyas personalidades se conjuntaban de forma tan perfecta, que lograban crear beats y rimas insuperables. Esa banda tenía por nombre Wu-Tang Clan y hasta la fecha es considerada por críticos y público en general como la mejor agrupación de rap y hip hop de la historia.

¿Cómo es que RZA, GZA, Method Man, Raekwon, Ghostface Killah, Inspectah Deck, U-God, Masta Killaand y Ol’ Dirty Bastard -miembros del Wu-Tang Clan- lograron obtener tan importante título? Indudablemente, el genio individual de cada uno de estos raperos y la cohesión inigualable que lograron -y continúan logrando- al momento de trabajar en sus obras, fueron un par de factores que mayor influencia tuvieron para conseguirlo.

En 1993, esta banda -cuyo nombre fue adoptado de la cinta de artes marciales Shaolin and Wu Tang (1893)- lanza su álbum debút: Enter the Wu-Tang (36 Chambers). El material fue aclamado por la prensa especializada, convirtiéndose en un clásico inmediato del género. Su mezcla de aquellos sonidos tan característicos del rap con otros orientales -lo que denotaba su gran pasión por la cultura asiática-, comenzaron a forjar una mística que les ha rodeado hasta la fecha.

El gran recibimiento de su primer material le dio la oportunidad a cada uno de sus miembros de realizar proyectos individuales. A diferencia de como suele suceder en la industria, ello no interfirió de modo alguno en el grupo; al contrario. el Wu-Tang no sólo era avanzado en cuanto a creación musical, tenía una visión empresarial pocas veces presente, pues utilizaban parte de las ganancias que cada uno obtenía por su parte para financiar el proyecto principal.

Otro aspecto importante a considerar, es la influencia que tuvieron sobre grandes íconos del género. Como banda, lograron sobresalir por encima de nombres como N.W.A., Public Enemy o Run-DMC; pilares del rap y el hip hop y referentes inmediatos cuando de esta música se habla; esto permitió que su trabajo inspirara a otros artistas como Jay-Z, Notorious B.I.G. o Nas, quienes hoy en día también forman parte del salón de la fama de este sonido.

El 13 de noviembre de 2004, Wu-Tang Clang sufrió la pérdida de su miembro Ol’ Dirty Bastard, a causa de una supuesta sobredosis de drogas. Nuevamente, la unión prácticamente familiar de la banda logró sobreponerse a la situación y hasta la fecha continúan realizando un excelente trabajo.

Pero eso no es todo. Su genialidad les llevó a que el año pasado lanzaran un álbum titulado Once Upon a Time in Shaolin, del cual únicamente existe una copia en todo el mundo, y que podrá ser escuchada por el público hasta el año 2103. Este detalle, además de que les ha valido ganar el premio Guiness al álbum más valioso, también es la cereza del pastel que, en conjunto a los elementos ya mencionados, confirman por qué es considerada la mejor banda en su tipo.

Fuentes: about.com, thetoptens.com, Rolling Stone, Village Voice

No hay comentarios

Dejar respuesta