Dicen que de músicos, poetas y locos, todos tenemos un poco, pero en el caso de algunas personas, esto aplica más que en el resto. Específicamente, me refiero a diferentes músicos que, en efecto, han sufrido o sufrieron durante su vida de un trastorno mental serio, ya sea que éste haya sido congénito o a causa del abuso de algún tipo de sustancia como el alcohol u otras drogas mayores.

A continuación, les presentamos un listado con los nombres de algunos músicos que han padecido este tipo de problemas, así como las consecuencias que han debido enfrentar a causa de estos, mismas que van desde abandonar sus carreras por un periodo de tiempo para recibir un tratamiento adecuado o recluirse por completo de la sociedad.

Brian Wilson: El fundador, vocalista y principal compositor de The Beach Boys, comenzó a padecer alucinaciones sonoras desde los 23 años luego de haber experimentado con drogas psicoactivas; tiempo después sería diagnosticado con un trastorno esquizofrénico y maníaco depresivo, lo cual terminó por afectar su permanencia en la banda tras la publicación del álbum Pet Sounds.

Durante un largo periodo, Wilson se recluyó en su hogar donde permanecía casi siempre en cama, consumiendo alcohol y otras drogas, lo cual agravó su situación. Preocupados por esta conducta, su familia decidió tomar cartas en el asunto y se sometió al músico a varios tratamientos, hasta que finalmente logró salir adelante; sin embargo, actualmente continúa escuchando voces esporádicamente.

Vía: revistaq.com
Vía: revistaq.com

Sinéad O’Connor: A la edad de 37 años, esta controversial artista fue diagnosticada con un trastorno bipolar a causa de varios pensamientos suicidas -incluyendo un intento de suicidio en su cumpleaños 33- motivo por el cual recibió un tratamiento a base de litio y otros antipsicóticos.

No obstante, luego de acudir con varios especialistas, finalmente se desestimó dicho diagnóstico y se concluyó que en realidad padecía de un trastorno de estrés postraumático, por lo que debió someterse a terapia. Dicho evento le llevó a proclamarse en contra de aquellas personas e instituciones que realizan diagnósticos erróneos y dan tratamientos muy agresivos al menor síntoma.

Vía: paniko.cl
Vía: paniko.cl

Ray Davies: En 1973, tras haber terminado su primer matrimonio, el vocalista, guitarrista y compositor de The Kinks, una de las bandas más reconocidas en la historia del rock británico, este músico intentó suicidarse, acto por el que posteriormente sería diagnosticado con un trastorno bipolar.

“Sólo bajé del escenario y tomé un frasco de tranquilizantes porque quería matarme”, declaró el creador de temas como You Really Got Me, Destroyer o Waterloo Sunset durante una entrevista de 2005, cuando fue cuestionado acerca de dicho evento en el que arribó al hospital y recuerda haber dicho: “Soy Ray Davies, y estoy muriendo”.

Vía: The Guardian
Vía: The Guardian

Poly Sytrene: Tal vez no sea una artista tan reconocida como los hasta ahora mencionados, pero esta mujer de origen británico, cuyo nombre real es Marianne Joan Elliott-Said, fue junto a su banda X-Ray Spex, una de las pioneras del movimiento punk en su natal Inglaterra.

Esta cantante vivió una situación parecida a la de Sinéad O’Connor, pues luego de un concierto sufrió lo que pareció ser una alucinación, esto fue motivo de que fuera diagnosticada erróneamente como esquizofrénica. Lo cierto es que en 1991 se detectó que padecía un trastorno bipolar con el cual tuvo que luchar hasta 2011, año en que murió a causa del cáncer.

Vía: Pinterest
Vía: Pinterest

Syd Barrett: A pesar de que oficialmente jamás se diagnosticó al fundador y vocalista original de Pink Floyd con alguna enfermedad mental, comentarios de algunos familiares y sus compañeros de banda han sugerido que este brillante artista sufría de esquizofrenia, derivada de su excesivo consumo de LSD y otras drogas psicoactivas.

Este problema afectó de enorme forma al comportamiento del músico, razón por la que en 1968 fue apartado de la banda, con la cual dejó de tener contacto hasta 1975, año en que apareció en el estudio mientras ésta grababa el álbum Wish You Were Here e impresionó a los demás miembros por su estado tan lamentable.

Vía: Tumblr
Vía: Tumblr

Craig Nicholls: El más joven de este listado, conocido por ser el líder y vocalista del grupo The Vines, fue diagnosticado en 2004 con Síndrome de Asperger, lo cual explica el comportamiento tan errático que solía desplegar sobre el escenario y otras presentaciones en vivo, además de algunas entrevistas.

Tras un incidente con un fotógrafo, Nicholls abandonó un concierto y no volvió a tocar con su banda durante un largo periodo de tiempo en el que recibió tratamiento médico; sin embargo, los problemas derivados de su condición continuaron en años posteriores. En 2014, el músico declaró en una entrevista que sobrelleva su enfermedad interactuando escasamente con las personas y viviendo en casa de sus padres como si fuese prácticamente un niño.

Vía: portalinformativo.com
Vía: portalinformativo.com

Estos son sólo algunos ejemplo de grandes músicos que han enfrentado trastornos de este tipo, pero un estudio realizado por la organización Help Musicians UK en 2015, demostró que el 60% de las personas que se dedican a esta actividad, han sufrido en algún momento de depresión o algún otro tipo de problemas psicológicos a causa del estrés que significa ir de gira y demás actividades.

Fuentes: Metal Injection, Paste, Q Magazine, mic.com, PPCorn

No hay comentarios

Dejar respuesta