Aurora Aksnes nació en Bergen, Noruega, en un lugar lleno de árboles, aves y naturaleza. Nunca pensó en ser artista a pesar de que a los 9 años ya escribía poemas y canciones.

No viene de una familia de músicos, un día descubrió un viejo piano en el sótano de su casa y decidió aprender de manera autodidacta. Hasta la fecha no sabe leer una sola nota musical.

Luego de una presentación escolar y una canción que, sin su permiso, una amiga subió a internet, fue un éxito en Noruega. Aunque nunca lo planeó, su música, que describe como electro-pop experimental, y sus letras, la llevaron a firmar un contrato discográfico.

Después de un año de expectativa y tras lanzar varios sencillos, Aurora acaba de liberar su primer álbum titulado All My Demons Gretting Me As A Friend. De acuerdo con la cantautora, las letras de sus canciones reflejan la necesidad de hacer a nuestros demonios amigos con los que podemos convivir, reír, enojarnos y llorar.

De eso trata el disco, de las historias que cuenta Aurora; algunas de experiencias propias, otras más producto de su sensibilidad sobre el mundo. Es sobre cómo ser libres, sobre las pérdidas y desconectarnos de los aparatos electrónicos para conectarnos a la naturaleza.

Las canciones más fuertes del álbum sin duda alguna son Runaway, Running With the Wolves, Warrior y Conqueror. Son de esos temas que la intérprete podría llevar como estandartes, porque nos conduce de un sonido suave a la explosión.

Escuchar el disco de Aurora es como entrar a un templo en medio de la naturaleza. No es fortuito, muchos de los ruidos ambientales en el disco fueron grabados en espacios abiertos de Noruega. Esta sensación de espiritualidad se puede apreciar en canciones como Home y Lucky.

Su voz suena a ese suave susurro del viento en un lugar tranquilo y verde. Es un pop fresco y diferente. Con sólo 19 años, la cantante puede llevarnos a lo más oscuro, nostálgico y desolador de nuestro ser, pero nos enseña cómo abrazarlo.

Entre más la escucho y veo presentaciones de ella en vivo, me doy cuenta que estamos por presenciar el excitante ascenso de una artista con mucho potencial. Ya lo pude observar en su versión de Life On Mars, de Bowie. Aurora Aksnes tiene un talento innato para plantarse en el escenario y eso conmueve.

Fuentes: La música se mueve, V Magazine, Crack in the road, Norwegian, IndieRocks, Gold Flake Paint, Tune Munch, Inquisirt, A bit of pop Music, Popular, The Telegraph, Mirror, Rolling Stones, The 405, Interview Magazine, Overblown

No hay comentarios

Dejar respuesta