Nació en Guadalajara en el año 1964, en una familia con diez hermanos y hermanas. Su padre era trompetista y uno de sus hermanos violinista. Desde muy pequeña se interesó por las artes escénicas y a los 10 años estudió en el Taller Infantil de Música del Departamento de Bellas Artes.

Después de ello estudió piano, pero no concluyó sus estudios en él por rebeldía. Eso le dio la oportunidad de viajar a la Ciudad de México para estudiar en el Centro Universitario de Teatro en la UNAM.

Estudiar teatro le brindó todas las herramientas que la ayudarían a ser la Rita Guerrero que conocemos. Primero, le permitió salir del ambiente familiar tradicional en el que vivía. Pasó tiempos duros durante sus estudios en el CUT, pero su temple y decidido carácter le hicieron a salir adelante.

Rita en el escenario
Rita Guerrero. Foto tomada de La Jornada

La propia Rita relató alguna vez que no fue fácil la carrera de teatro. Requirió de mucha entrega y disciplina. Afortunadamente pudo combinar esta actividad con la música, participando en puestas en escena donde podía interpretar algunas canciones.

Fue en ese tiempo en el que conoció a un grupo de jazz llamado Los Sicotrópicos, quienes después, junto con Rita al frente, se convertirían en una de las bandas más icónicas del rock nacional: Santa Sabina.

Esta agrupación grabó 5 álbumes de estudio, los primeros tres (Santa Sabina, Símbolos y Babel) con una disquera trasnacional y los últimos (Mar Adentro en la Sangre y Espiral) de forma independiente. Después de 15 años de trayectoria, en el año 2004 deciden tomar un receso indefinido.

Durante el tiempo de silencio de Santa Sabina, Rita Guerrero continuó con algunos proyectos alternos como Ensamble Galileo y el Jardín de las Delicias, donde cantaba música barroca y virreinal. A la par de estos trabajos, se desempeñaba como maestra en el Claustro de Sor Juana, donde fundó el Coro Virreinal.

Rita demostró ser una luchadora social desde muy joven, fue participante del movimiento estudiantil de 1987 siendo representante del CUT ante el Consejo Estudiantil Universitario; de pensamiento izquierdista, también apoyó abiertamente el movimiento zapatista y a la comunidad LGBT.

Rita Guerrero cantando
Rita Guerrero escenario. Foto tomada de Publimetro

Artista en todos los sentidos y amante del arte en todas sus formas. Fue un 11 de marzo pero de 2011 en el que rock nacional se despidió de Rita Guerrero entre sones, flores e incienso. Falleció a la edad de 46 años, a causa de un cáncer de mama que padecía desde 2010.

La comandanta Rita fue en todo momento una mujer aguerrida, defensora de las causas justas, cuyo fuego arrasaba con cada escenario y al mismo tiempo resultaba abrazador para el público al que cautivaba con cada expresión, con cada palabra, con cada nota y sonrisa.

Su bagaje teatral llevó sus interpretaciones a otro nivel en vivo. La pasión y sensualidad de su inigualable voz quedarán grabadas en las generaciones que crecieron con su música.

Fuentes: OC Weekly, Pulso DF, Animal Político, La Jornada, Pretérito Imperfecto, Rolling Stone, Informador, CNN México, Chilango, Santa Sabina, Revista Replicante, Sopitas, CNN Expansión, 20 Minutos, Nexos, El Economista, Proceso, BCC, Noislab

No hay comentarios

Dejar respuesta