Historias de amor hay muchas, pero la que nos dejaron Sid ViciousNancy Spungen es de ésas que no se olvidan y que quedan marcadas para siempre en la memoria de la gente, los seguidores y, en este caso, en las paginas más trágicas de la historia de la música. Es justo esta historia la que deja claro que una vida llena de sexo, drogas y música no lleva a nada bueno.

Era noviembre de 1977 cuando Sid Vicious cruzó su camino con una groupie rubia y alocada, pequeña y delgada; capaz de beber tanto como señor de cantina. Sid hizo pronto un vinculo con ella y esto no fue bien visto por sus compañeros de la banda donde él tocaba el bajo, The Sex Pistols, ya que ella tenia serios problemas.

Sid y Nancy

Era la clásica chica que buscaba desesperadamente tener intimidad con su ídolo, además de ser todo un caso: le gustaba atacar a sus hermanos y herirlos,  quiso asesinar a la sirvienta con un martillo, la echaron de la escuela a los once años, se quiso suicidar tres o cuatro veces, se fue de la casa a los diecisiete años y se hizo prostituta. Vamos, no es la mujer que ninguna madre querría para sus hijos.

Para este punto, Sid ya era conocido por llevar un estilo de vida en el que Nancy cuadró perfecto, se hicieron inseparables compañeros de la vida sin medidas; alcohol, sexo y drogas fuertes -como la heroína-, una vida sin escrúpulos. Fue justo eso lo que hizo que la carrera de Sid se fuera cada vez más abajo, sus compañeros no toleraban esta nueva situación y mucho menos a la compañera de su bajista.

Vía IMDb

Pero todo en la vida tiene su precio y la vida de estos dos estaba cada día peor, incluso llegó el momento donde sólo peleaban. “¡Mi novia está loca!”, decía Sid mientras ella le gritaba: “¡dime algo, maldito hijo de puta! ¡Insúltame! ¡Enfádate! ¡Pégame! ¡Hazmelo! ¡Mátame! ¡Acaba conmigo de una maldita vez!”. A veces regresaba “El amor” y ella lo miraba pensando en cuánto lo quería… Una relación realmente enfermiza.

La noche del 11 de octubre de 1978 Sid y Nancy organizaron una fiesta en su cuarto y al despertar al día siguiente, Sid encontró a su novia tirada en el suelo con su ropa interior de encaje negro llena de sangre. Tenia varias cuchilladas en el estomago. Sid fue arrestado y acusado de asesinato, aunque él no recordaba nada de lo sucedido. Se dice que pudo ser un ajuste de cuentas con traficantes aunque la declaración del bajista fue que “Tenía que suceder. Nancy siempre dijo que moriría antes de los 21 años”.

Vía Salon

No sabremos que pasó realmente, si fue un ajuste o una promesa mutua de muerte por un acuerdo, sólo sabemos que su amor los llevó al limite y como testigo tenemos este poema que hizo Sid Vicius a Nancy Spungen:

“You were my little baby girl, And I shared all your fears. Such joy to hold you in my arms and kiss away your tears. But now you’re gone, there’s only pain and nothing I can do. And I don’t want to live this life, If I can’t live for you. To my beautiful baby girl. Our love will never die…”

Fuentes: Sid y Nancy The tragic History

No hay comentarios

Dejar respuesta