“I’m sure I’m not being rude

But it’s just your attitude

It’s tearing me apart

It’s ruining every day” Linger

Una voz extraordinaria, riffs de guitarra potentes y líricas diferentes, fueron la fórmula para crear una de las bandas icónicas del rock alternativo en la década de los ’90: The Cranberries

No era muy común que una mujer liderara una banda de rock; sin embargo, el público aceptó muy bien las melodías de la agrupación y no tardaron en colocarlos en los primeros sitios de popularidad.

Su primer álbum, Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?, vio la luz en 1993; con sencillos como Dreams, Linger y Sunday, la banda demostraba que sus letras hablaban más allá del amor y desamor, incluso se puede decir que se preocupaban más por temas existencialistas y genéricos que lograron que las personas se sintieran identificadas.

When I was out there.

My father, my father,

He liked me, oh, he liked me.

Does anyone care?” Ode to my family

Con la popularidad alcanzada por su primer álbum, The Cranberries aprovecharon esa ola para lanzar de manera casi inmediata su segunda producción, No Need to Argue, de donde se desprende el famoso sencillo Zombie.

La banda continuaba con su estilo característico, aunque sus letras se habían tornado más crudas y llenas de experiencias por parte de sus integrantes.

Para el año de 1996, tras dos años de espera, la banda lanzó su tercer álbum, To the Faithful Departed. Sin duda, habían conseguido gran madurez para esta producción, incluso fueron más experimentales en los sonidos y las letras, fue una sorpresa para los críticos pues el disco logró un buen número en ventas y se colocó como uno de los favoritos de la agrupación irlandesa.

“And the thing that gets to me

Is you’ll never really see

And the thing that freaks me out

Is I’ll always be in doubt”, Animal Insinct.

The Cranberries cada vez lograban más fama y relevancia entre sus fanáticos, tanto así que para la década de los dos miles ya se tomaban como referencia inmediata para explicar la música rock/punk de los 90, pues tratar el tema sin mencionarlos era imposible.

Bury the Hatchet, su cuarta producción discográfica, le dio un nuevo aire a la banda después de casi tres años de no lanzar nuevo material y de nuevo lograron colocar varios sencillos (Animal Instinct, Promises, Just My Imagination) en los primeros puestos de las listas de popularidad.

Wake Up and Smell Coffee, fue la última producción que la banda decidió lanzar antes de una indefinida separación. Aunque este disco contiene temas potentes como Analyse, en 2001 ya habían llegado a un punto donde necesitaba renovarse.

Los integrantes decidieron darse un tiempo y enfocarse en sus proyectos personales, como la vocalista, Dolores O’Riordan, quien prefirió hacer cosas en solitario y explorar nuevas mezclas.

Sin embargo, el éxito no fue el mismo y para 2012 The Cranberries se reunieron lanzando el álbum Roses con el que retomaron nuevamente su sonido inicial y el público los aceptó en buena medida. Tras hacer un par de conciertos, la banda decidió emprender una gira, con la que estarán visitando el caribe mexicano en los últimos meses del año en curso.

Hoy por hoy, la banda consiguió un lugar muy especial entre los amantes del rock, quienes los consideramos un must en nuestra biblioteca para entender el poder femenino en el género y sobre todo la aportación que hicieron a la música.

Fuentes: Cranberries.com, Billboard Magazine, Rolling Stone, MTV.

No hay comentarios

Dejar respuesta