Actualmente vivimos en una época donde gran parte de la población cree que ya lo hemos visto todo en la escena musical, que ésta se encuentra sumergida desde hace años en una debacle difícil de superar e incluso sigue vigente el prejuicio social de que dedicarse a la música es “morir de hambre”.

Pero desde las entrañas del movimiento independiente ha emergido un “Devorador de sueños” que viene a traernos un Terror Cósmico dotado de indudable talento y excelente música; para recordarnos que mientras haya pasión por este hermoso arte, jamás morirá.

Fotografía: Rodrigo Jardón vía redbulletin.com

Después de dedicarse a la música por más de 10 años en diferentes agrupaciones, Javier Alejandre y Nicolás Detta, procedentes de la Ciudad de México, se juntan en el año 2011 con la simple intención de divertirse y queriendo ser buenos músicos; sin embargo, es hasta el 2012 cuando otorgan más seriedad a su proyecto, al gustar del sonido que estaban logrando y deciden darle continuidad.

Carlos Domville, amigo de la banda y quien ha colaborado con ellos en diferentes ocasiones, tomaba un curso de literatura fantástica en aquel tiempo; al mostrarles varios cuentos del género literario llamado Horror Cósmico, es cuando nace la idea del nombre de la banda, pues creyeron que se adecuaba al sonido que estaban logrando y al tipo de infuencias que buscaban, mismas que se derivan del Post-Rock, Black Metal, Death Metal, Jazz, Doom, Stoner, Rock Psicodélico y Progresivo.

Imagen vía terrorcosmico.tumblr.com

Todo lo anterior es mezclado para no pertenecer a un sólo género y seguir experimentando con nuevos sonidos, siendo inspiración para ellos bandas como Apocalipsis, Vinnum Sabathi Akuma, entre muchas otras; sumándole emociones humanas básicas como el duelo por la pérdida y la derrota, la ansiedad, miedos propios y la auto reflexión.

Lo que hace tan especial a Terror Cósmico es la inexistencia de un bajo y vocalista en su formación, su música se basa únicamente en batería y guitarra; conectada a dos amplificadores para producir un sonido más potente y cubrir la falta del bajo. Por tal motivo, este dúo no incluye letras en su repertorio, siendo completamente una banda instrumental.

Han tenido la oportunidad de viajar a Argentina, Estados Unidos y varios estados de la República Mexicana, donde han demostrado su enorme talento presentando parte de su material discográfico que se compone por dos LP; Muerte y Transfiguración (2013) y Devorador de Sueños (2015) ambos con el sello nacional Concreto Records. Este último lo pueden escuchar en este enlace.

Portada del álbum ‘Devorador de Sueños’.

De igual modo, también pertenecen al colectivo Los Grises, donde participan en la Compilación Número 1 de este sello discográfico; mismo que también pueden escuchar desde este enlace.

Vaya que esta banda es una excelente propuesta emergente de la música independiente; pues rápidamente se ha logrado posicionar en el gusto de muchas personas, gracias al peculiar sonido que proyectan en cada una de sus melodías.

Para conocer más sobre Terror Cósmico pueden seguirlos en sus redes sociales (TwitterFacebook y YouTube).

1 Comentario

Dejar respuesta