“Todos, si nos percatamos o no, somos pilotos kamikaze desplomándonos en una especie de historia divina”

Joel-Peter Witkin, fragmento. Luna Córnea número 7, 1995.

Es que hay sensibilidades que tienden a destruirse por sí mismas. Joel-Peter Witkin no era así. Joel-Peter es un fotógrafo que trabaja desde la más pura honestidad, para llegar a la parte más sincera del espectador, por eso sus obras han sido tan polémicas; no todo el mundo se atreve a dar una mirada hacia los bizarros mundos de su ser, esos submundos en los que todos vivimos pero que no nos atrevemos a mostrar en sociedad; ese yo representativo que vive como el más mojigato de los religiosos, que hoy ves dándolo todo por su divinidad y mañana destrozando sus creencias y sus ideales más importantes.

Sí, es real que parte de la honestidad de este fotógrafo es cruda y nos lleva a lugares, objetos y personas que no nos imaginaríamos, pero también es cierto que su visión resulta un duro golpe a la percepción que tenemos de la vida y de la muerte.

Chulavista.com

Somos conscientes de que venimos al mundo solos y en cierta forma también vivimos así, siendo esclavos de nosotros mismos, luchando la vida que nos tocó, pero estamos cegados por una sociedad que nos acompaña todo el tiempo creándonos la ilusión de no-soledad; hasta que la muerte por sí misma nos muestra la verdad de forma sencilla y honesta, dejando un cuerpo destinado a desaparecer como evidencia de nosotros mismos; somos al final, esa trascendencia banal, poética y hermosa que se desprende de la ilusión que tenemos entre el largo camino imaginario que hay entre la vida y la muerte.

Lo demás es más sencillo de reseñar: imágenes que nacen de los innumerables momentos en que el ser humano se destruye, se reconstruye y se da la oportunidad de mirarse al espejo dentro de sí mismo, sí bien la historia detrás de cada una de sus obras resulta fascinante, no es necesario darles lectura como tal, basta con observar detalladamente las fotografías para que la obra se cuente por sí misma.

Reframing photography.com

No hay comentarios

Dejar respuesta