Los demonios de Francis Bacon

0
2347

Francis Bacon nace en 1909 en Irlanda.  Fue uno de los más reconocidos  artistas de su época . Su gran influencia, y la razón para tomar la decisión de expresarse por medio de la pintura fue Pablo Picasso.

Los cuadros de Bacon son una clara reflexión de la vida y la muerte, intentaba recordar que “no somos mucho más que carne acercándose lentamente – pero de manera inevitable – a la putrefacción”.

1954

Por ello en algunas obras se aprecian recursos como gritos, o pedazos de carne con ciertos elementos visuales que son considerados amorfos.

La mayoría de sus cuadros muestran figuras humanas en interiores donde los cuerpos tienen posiciones angustiosas y hasta perturbadoras. Todo esto fue utilizado también como una forma de manifestar los demonios que cargaba dentro, aquello que lo atormentaba tras una vida difícil en la que su padre lo echó de su casa por ser homosexual, seguida de severas consecuencias psicológicas tras la Segunda Guerra Mundial y problemas personales.

A lo largo de los años logró volverse uno de los artistas más influyentes del arte contemporáneo, a pesar de que sus pinturas eran difíciles de tolerar para muchos y su estilo llegó a volverse bastante repetitivo.

Tríptico a Lucien
Tríptico a Lucien

No solo esto, hace dos años rompió un récord, pues el tríptico que pintó en 1969 llamado Tres Estudios, dedicado a Lucien Freud – pintor y grabador británico – logró ser la obra más costosa en una subasta, 142 millones de dólares en Nueva York. Como sucede con casi todo artista, su arte fue valorado hasta después de su muerte en 1992.

Miedos, frustraciones, deseos, obsesiones, y todo lo malo que puede haber en un ser humano fue plasmado por Bacon, según muchos dicen como nadie más pudo, checa sus obras y juzga tú mismo.

Fuentes: Arte Historia, Epdlp, ABC.

No hay comentarios

Dejar respuesta