Tejedoras de ciudades

0
407
Daniel Cayab

El Yarn bombing poco a poco se da a conocer como la nueva expresión de arte callejero. Su nombre es descriptivo, ya que se traduce como “bombardeo de estambre” y se trata de intervenciones realizadas en elementos de la ciudad como árboles, postes de luz, ventanas, estatuas, teléfonos públicos, los tubos del metro o en cualquier sitio donde se pueda cubrir algo con estambre. El yarn bombing se relaciona con el arte del grafitti callejero, ya que ambas expresiones tienen lugar modificando el entorno urbano, generalmente de manera ilegal.

En la Ciudad de México estas prácticas están comenzando a tomar fuerza, ya que cada vez se ven más estas muestras en diversos lugares de la ciudad y la gente muchas veces se pregunta ¿para qué tejer un árbol? Este “grafitti lanudo” tiene fines tanto estéticos como de protesta y expresión. Por ejemplo, la agrupación Lana Desastre es una de las más fuertes en el Distrito Federal, ya que han realizado diversas intervenciones en la ciudad, por ejemplo las del Jardín Pushkin (que pueden verse aún) y unas en la línea 1 del metro, que por desgracia fueron retiradas casi de inmediato.

El Universal

Estas muestras de arte son bastante costosas, ya que todas requieren de estambre, lana o hilos en grandes cantidades y nunca es seguro el tiempo de vida que tendrán las obras. Algunos grupos financian su actividad, otros realizan colectas donde a la vez se dan a conocer, y cuando ya se tiene el material deciden cuál será el próximo golpe. Muchos piensan que el estambre hacer ver más bonita la ciudad y cuidan los tejidos que tienen cerca de su casa, sin embargo otras personas lo consideran una muestra más de vandalismo y exigen que sean removidas las intervenciones.

Los yarn bombing pueden ser retirados de su sitio sin dañar los espacios, ya que como se tejen por separado, las piezas sólo se llegan a colocar sobre el elemento urbano que cubrirán. Tan sencillo como ponerle un suéter a un árbol y retirárselo cuando ya no sea necesario (quizá cuando ya le dé calorcito en el verano).

Letras voladoras

Fuentes: Issuu El Universal Reversos

No hay comentarios

Dejar respuesta