Evolución del miedo colectivo y cine de terror

0
1621

Se acerca Halloween y Día de Muertos, esa bella época del año en la que los miedos de la gente van más allá de las carteleras del cine cuando ponen una película de terror y te mata de miedo por primera vez.

Las calles se llenan de niños disfrazados, las películas con esta temática surgen por todos lados, al igual que casas de terror por toda la ciudad y espectáculos tétricos. Ni hablar de las leyendas urbanas que corren por todos lados ¿Por qué no? ¿A quién no le gusta sentir un poco de miedo de vez en cuando?

Por supuesto que si analizamos, lo que causa temor en estas fechas o cotidianamente no es lo mismo que hace 10 o 20 años. Las generaciones y las costumbres cambian, por lo tanto lo que causaba impacto ya no lo hace más: recapitulemos. Hay muchas leyendas que años atrás causaban revuelo y ahora son escasamente conocidas y contadas como la llorona y el chupacabras.

142092911672

Estas historias tenían un efecto tan potente que solo requerían de nuestra imaginación para hacernos morir de miedo. Una noche en familia, tantitas ganas de hablar de situaciones espeluznantes y con eso teníamos para no dormir en no sé cuánto. En la actualidad, esto ya no tiene efecto en la mayoría de la gente. ¿Qué impresiona?: El cine.

Tratando de remontarnos un poco a películas y personajes antiguos, podemos mencionar a Pennywise (IT), Samara Morgan (El Aro), y Ghostface (Scream).

Samara Morgan

Claro que todo esto fue en la época en la que nuestros papás eran pequeños, los hacía temblar. Había tradiciones y costumbres más marcadas que hacían que estas historias se difundieran rápidamente. ¿Y ahora?

En nuestra generación este tipo de cosas ya provocan reacción, ni siquiera a niños pequeños. Ahora la secuela de Rec, o cintas como El Conjuro o Grave Encounters han tomado posesión de pantallas grandes y chicas.

Grave Encounters
Grave Encounters

Si preguntamos, estos entrañables íconos del cine de terror pasan desapercibidos actualmente, pues ahora lo que causa pánico son situaciones paranormales como los ejemplos ya mencionados.

Lo peor del asunto es que se le ha perdido el respeto que se le tenía a todo al terror, no se ve que los niños o adolescentes les teman como antes, simplemente es entretenimiento o incluso una burla. Se preguntarán ¿por qué?

El avance de la tecnología, el cine y decadencia cultural hacen que todo lo representativo del terror hablando hace 20 años más o menos sea olvidado. Nuestro querido amigo internet, lograr abrir un mundo de posibilidades ante nosotros donde encontramos cosas 10 veces más espeluznantes, haciendo que seamos menos impresionables.

Además el conocimiento que ahora se tiene sobre efectos especiales reduce el valor de todo, solo fíjate en una película que veían tus papás hace 20 años y una actual. La diferencia es enorme. Maquillajes elaborados y prótesis, la sangre y heridas que se logran, y por supuesto los efectos levitación o vuelo. En su vida se iban a imaginar que esas cosas iban a existir después de cierto tiempo.

Podemos agregar el hecho de que a mediados de los 50’s se empezó a mezclar el terror con la ciencia ficción. Todo esto combinado con efectos de iluminación y sonoros, dando rienda suelta a nuevos caminos y temáticas para el cine de terror.

Claro que las historias recicladas también tienen su responsabilidad: se han visto infinidad de veces, no hay novedad ni misterio, aunado a las salas 3D y 4D, donde como ya se sabe tienes todo en un plano realista.

Todo esto en conjunto hace que las leyendas relatadas de años atrás pierdan su valor cultural y razón de existir. ¿Por qué se tomarían la molestia de asustarse por algo que no ha sido proyectado en una pantalla? – deberían hacerlo, tanta tele hace daño, niños -. O peor aún, ¿por qué tomarse la molestia de preocuparse por leyendas urbanas cuando hay películas proyectadas que se basan en hechos reales?

Existiendo todo esto, se olvidan las raíces del terror verdadero, se busca el susto por medio de efectos sonoros, tomas repentinas, escenas extremadamente violentas – y a veces asquerosas – y uno que otro gritillo. ¿Ven lo que digo? En verdad ya no hay respeto.

Solo nos queda decir queridas personas: Todo en el mundo evoluciona, las cosas cambian y vivimos en un mundo en el que si estamos desactualizados en cualquier ámbito el mundo se nos cierra. Los clásicos han perdido fuerza, y están siendo reemplazados cada vez más rápido con elementos de la cultura pop que no dan para más que puro entretenimiento en vez de utilizarlos para beneficio y desarrollo cultural de la sociedad.

Considero que todo esto debería aprovecharse mejor para hacer algo digno y una mejora a lo que era el terror antes, y no las cosas que – sin generalizar, claro, también hay películas muy buenas – los cineastas nos presentan hoy, además de servir como una difusión para la antigua cultura urbana, y no solo la hollywoodense que hoy está tan marcada.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta