Una de las discusiones más absurdas que pueden llegar a existir en toda conversación es, sin duda, la de “¿cuál es mejor: el libro o la película?” Me refiero de este modo a tal escenario, puesto que es realmente absurdo pensar siquiera en la comparación de una obra literaria de varios cientos de páginas con una adaptación cinematográfica de unas cuantas horas.

Desde mi punto de vista, son medios que se complementan mutuamente para ofrecer una mayor experiencia al público. Incluso pueden fungir como incentivos que motiven a quien vea una película a buscar el o los libros en que esté basada y viceversa. No obstante, existe un gran número de cintas que lograron trasladar de manera excelsa las palabras de donde surgieron a la pantalla grande.

Si de adaptaciones magistralmente realizadas se trata, Stephen King es sin duda uno de los autores cuyo trabajo siempre ha recibido un más que destacado trato en el séptimo arte. Misery, Carrie, Stand By Me, The Mist, It, The Shawshank Redemption, y un largo etcétera; conforman la lista de largometrajes basados en novelas del escritor norteamericano, que se han convertido con el pasar de los años en clásicos del cine de terror y de suspenso.

Tumblr

Otra de las historias de King llevadas al cine, es The Shining, cuya dirección corrió a cargo del maestro Stanley Kubrick. Este cineasta se encargó durante su carrera de realizar excelentes filmes como Lolita (de Vladimir Nabokov), A Clockwork Orange (Anthony Burgess), Full Metal Jacket (Gustave Hasford) y Dr. Strangelove (Peter George); cada una de ellas surgida a partir de novelas escritas entre las décadas de 1950 y 1970.

Freebeacon

The Godfather, la obra maestra del escritor italoamericano Mario Puzo, es otra de las piezas que no puede pasar desapercibida cuando se abarca este tema. Esta historia sobre mafia italiana fue tomada por el director Francis Ford Coppola para crear una de las trilogías más importantes en la historia de la cinematografía. En este caso, destaca la participación del mismo Puzo como guionista de las cintas, por lo que su creación logró ser trasladada de fiel forma al celuloide.

Cinefilio

Los campos de la ciencia ficción y la fantasía también han testificado la presencia de un importante número de dignas adaptaciones; basta con mencionar a Blade Runner, filme de 1982 basado en el libro Do Androids Dream of Electric Sheep? del escritor Philip K. Dick. Éste fue dirigido por Ridley Scott y de inmediato se convirtió en uno de los estandartes del género.

Zocalo

Obviamente es imposible no mencionar a la multipremiada trilogía de The Lord of the Rings, cuya popularidad y trascendencia colocó nuevamente en los reflectores a la obra de J. R. R. Tolkien. La forma en que Peter Jackson logró sumergirnos en la Tierra Media para acompañar a Frodo y La Comunidad del Anillo en su épica aventura, es una de las experiencias más asombrosas que pueden apreciarse en el cine.

CDN3

Y así podrían seguirse enlistando un sinfín de ejemplos que demuestren la enorme capacidad poseída por algunos directores para trasladar a la pantalla grande historias de por sí ya trascendentes. ¿Ustedes cuál recuerdan con gran cariño? O ¿qué libro les gustaría ver algún día convertido en película? Sin duda, hay un inmenso mar de obras literarias de dónde escoger.

Fuentes: The Guardian, Shortlist

No hay comentarios

Dejar respuesta