El cine es ese arte que nos permite vivir momentos que tal vez jamás podrían ocurrirnos; también es capaz de llevarnos a lugares increíbles que parecen sacados de los sueños, sobre todo cuando de géneros como la ciencia ficción o de acción, se trata.

Pero el cine también se equivoca y la ciencia así lo ha comprobado en varias ocasiones. Muchas veces vemos escenas de acción que nos impactan pero, ¿son correctas o están apegadas a la realidad? Para comprobarlo, en esta ocasión hablaremos de aquellas veces que el cine lo hizo mal según la ciencia.

Armas de fuego y explosiones

Uno de los elementos más utilizados en las películas son las armas de fuego. Disparar en las películas es impresionante, el destello y el sonido sorprenden al espectador, pero la realidad es que esto no ocurre de tal forma pues en la realidad el sonido es un tanto más seco y no existe tal destello al disparar.

En este rubro también se encuentran las explosiones, seguro has visto que el héroe o villano de la película dispara al tanque de gasolina de un automóvil y éste explota, lamento decirte que esto es falso, o al menos no es tan simple como se ve.

Para que una explosión ocurra deben estar presentes tres elementos: Combustible, comburente y energía de activación. Tenemos el combustible (gasolina) y la energía de activación (la bala) pero no comburente (oxígeno) ya que el tanque se encuentra cerrado y no existe suficiente oxígeno para realizar una explosión.

Vía: Tumblr

Los secretos del espacio

Otro de los casos más recordados, en lo que errores según la ciencia se refiere, son los láseres de Star Wars en el espacio. No hay mucho qué decir acerca de este dato ya que en el espacio no existe forma en que el sonido viaje, luego entonces, jamás podrías escuchar el clásico sonido de las armas láser que poseen las naves en la batalla contra la Estrella de la Muerte.

Por otro lado, se encuentra el cliché de las caminatas sobre la superficie de la Luna lentas y torpes debido a la falta de gravedad. Esto no podría ser más falso, en realidad por la falta de gravedad es muy probable que te muevas más rápido. En la microgravedad es más común esta reducción de velocidad, no por la gravedad en sí, sino por cuestión de seguridad, para no chocar o salir volando.

De superhéroes y superpoderes

Muchas veces hemos visto en algún filme que alguien cae desde una gran altura sólo para que, momentos antes de caer, sea salvado por un superhéroe. Esto en realidad sería inútil pues la fuerza con la que un objeto impacta el suelo es igual a la masa multiplicada por la aceleración y esto implicaría que al caer de una gran altura, digamos 20 pisos, el pobre hombre que caiga se haría puré en los brazos de Superman al ser atrapado ya que lo que te mata no es la caída, sino detenerse súbitamente.

Y para cerrar, tenemos un clásico: superpoderes otorgados por un encuentro radioactivo. Los mutantes fueron atacados por una explosión radioactiva o fueron picados por un insecto con propiedades de este tipo y de así tenemos a estos superhumanos. En realidad, cualquiera de ellos al tener contacto con estas sustancias se verían destinados a la muerte -por eso no tenemos a los superhéroes de Chernóbyl, ¿verdad?-. Incluso nuestro amigo Spider-Man hubiera muerto horas después de la picadura de la araña que le otorgó sus habilidades.

Vía: Mlpb
Vía: Mlpb

Fuentes: cinemanía, cotidianitica, HeyArnoldo

No hay comentarios

Dejar respuesta