Hay ciertos temas que son difíciles de tratar sin que se encasillen o sin que generen discusiones de horas que no llevan a ningún lado, cómo el tema de la religión por ejemplo; es un dicho muy popular y casi una ley no escrita para los amantes de la parranda y la beberecua que hablar de religión, política o deportes es una completa pérdida de tiempo.

Es por eso que aquí no te hablaremos de religión en sí, sino de la institución y de algunos personajes dentro de ella, pongámonos en contexto; un hombre en edad adulta predicando ideales de una religión bimilenaria, por sí mismo no tiene nada de malo, pero ¿qué sucede cuando éste buen hombre predicador es también un pederasta, un predador inteligente y con amplio margen de acción? Si ya estás pensando que los pocos casos aislados que llegasen a darse serían manejados por la iglesia o por las autoridades, pues no, estas personas no son hechos aislados ni tampoco son controlados por la iglesia ni por las autoridades.

Imagen de: www.elsoldenayarit.mx

Lo que encontró el equipo de investigación Spotlight, del Boston Globe en 2002, demuestra con documentos y testimonios que la Iglesia y algunos de sus funcionaros de alto rango estaban enterados del problema. Y no sólo eso, intentaron por décadas mantenerlo escondido bajo las sagradas faldas de su institución, con la premisa de poder curarlo; así no podemos decir que no hicieron nada para acabar con ello; la iglesia uso psiquiátricos y casas de reposo para sacerdotes pederastas, una vez tenían un tiempo fuera, los sacerdotes eran reintegrados en sus puestos pastorales.

Llámenme poco creyente pero de una institución que permite y maneja los asuntos así, yo, no me fío.

Imagen de: www.cinemania.es

Los documentos, testimonios y datos puedes encontrarlos en la página del Boston Globe, la información es detallada, basta y preocupante ya que en su mayoría se enfoca en una sola ciudad, sin embargo los números que manejan hacen que uno se ponga a pensar de manera paranoica en su propia ciudad; el único inconveniente es que la página cobra 99 centavos de dólar por leer más de 5 artículos, así que tendrás que pagar por la buena información que bien vale la pena o puedes ver más en la película Spotlight dirigida por  Thomas McCarthy y escrita por McCarthy y Josh Singer, que recientemente se estrenó en México; aunque la película está más enfocada en mostrar el trabajo periodístico, revela muchos datos y no tiene ningún desperdicio, está de más mencionar que es imperdible para periodistas.

No hay comentarios

Dejar respuesta