Youth

0
262

La Giovinezza o Youth es un filme que nos acerca a la naturaleza del ser humano al envejecer. Al filosofar sobre las relaciones humanas, la naturaleza del ser, el mundo contemporáneo, la fama, la belleza y la memoria, Paolo Sorrentino capitalizó un discurso reflexivo ante semejantes temas.

Actuada por el reconocido Michel Caine, el largometraje aborda la estancia de dos grandes amigos – un compositor retirado y un director de cine en el último aliento de su carrera- en un hotel de los Alpes suizos. Allí desarrollan una percepción agria del entorno social y de sus propias vidas. La vejez comienza a impactar seriamente en su actuar.

Con un tono aproximado a la nostalgia, Sorrentino apela al contraste estético que hay entre la vejez y la juventud. Hay diálogos que marcan perfectamente dicha diferencia. Por una parte, pone sobre la mesa la crudeza del envejecimiento: las enfermedades, los arrepentimientos, la idealización de la juventud, los clichés y la preocupación acerca del tiempo.

También, la historia intenta cobrar fuerza con las aportaciones de los personajes secundarios. Sin resaltar tanto, el deseo funge como una tortura para ellos. Aquí es donde entra la contraposición en la proyección: la juventud tan veloz ante una vejez eterna.

Con una estética fotográfica impecable, el director italiano discurre en el pensamiento contemporáneo acerca del tiempo. El individualismo es el principal eje atacado. Sin embargo, el entorno planteado para el desarrollo del filme (un espectro de clase alta) no ayuda a metabolizar el drama que hay en la naturaleza del tiempo.

Nunca deja de ser interesante el análisis del comportamiento de los individuos en sus diferentes etapas de la vida. Sobre todo, en un espectro cultural en constante cambio. Youth, sin ser la mejor creación de Sorrentino, suscita planteamientos entusiastas ante el tiempo.

“El Futuro se ve muy cercano cuando eres joven. El pasado se ve muy lejos desde la vejez.”

 

No hay comentarios

Dejar respuesta