Este 23 de abril, se conmemoraron 400 años del fallecimiento de William Shakespeare, uno de los autores más influyentes e importantes de la literatura universal. Sin temor a equivocaciones, me atreveré a decir que todos estamos familiarizados con su obra -aunque sea en pequeña escala-; sin embargo, su vida no es tan conocida para muchos, por lo que hemos decidido enlistar algunos datos curiosos sobre el Bardo de Avon -como también se le conocía- que nos ayudarán a saber más sobre él.

La fecha de su nacimiento es incierta: Existen algunos documentos históricos que señalan que Shakespeare fue bautizado el 26 de abril de 1564; si se toman en cuenta las tradiciones de aquella época, él habría tenido tres días de nacido, por lo que probablemente llegó a este mundo el 23 de abril de dicho año. Al trasladar esa fecha al calendario Gregoriano actual, sería el 3 de mayo.

Vía: litfeed.com

Su matrimonio fue muy controversial: El autor de Romeo y Julieta (1597) se casó con una mujer llamada Anne Hathaway a los 18 años de edad; sin embargo, ella era 8 años mayor y llevaba tres meses embarazada de Susanna, la primera de los tres hijos que tuvieron juntos. Hamnet y Judith fueron los nombres de sus otros hijos; quienes resultaron ser gemelos.

Vía: History

Él nunca publicó sus obras: Así como lo leen. De no haber sido por John Heminges y Henry Condell, dos de los compañeros de reparto con los que colaboró, su trabajo no sería reconocido. Este par de actores de la compañía teatral King’s Men (para la que escribía Shakespeare) recopilaron y publicaron de forma póstuma las obras del autor en una colección titulada First Folio en el año de 1623

Vía: Wikipedia

No sólo escribía, también sabía actuar: El buen William participó en las puestas en escena de varias de sus obras de teatro y sonetos; como Hamlet (1599-1602), en el papel del fantasma del padre de Hamlet; y As You Like It (1599), donde interpretó a Adam, un viejo sirviente. Pero su carrera actoral no se limitó a obras de su autoría, pues también actuó en proyectos de escritores contemporáneos a su época, como Ben Jonson.

Vía: Blogspot

El epitafio de su tumba posee una maldición: Las circunstancias de su muerte son misteriosas; sin embargo, se piensa que cayó enfermo luego de una noche de parranda con el ya mencionado Ben Jonson. A pesar de su estado, Shakespeare habría escrito sobre su epitafio un pequeño verso para alejar a los ladrones de tumbas, tan comunes en ese entonces.

Buen amigo, por el amor de Jesús absténgase,

de cavar el polvo aquí encerrado.

Bendito sea el hombre que perdone estas piedras,

y maldito aquel que mueva mis huesos

Book Questings

¿Fue Shakespeare un fraude?: Existen algunas teorías que cuestionan el talento de este autor por el hecho de -entre otras cosas- haber sido un plebeyo que jamás asistió a la universidad. Dichas teorías sostienen que uno o varios autores indispuestos a revelar su propia identidad, tomaron la de Shakespeare para dar a conocer sus obras. También se sospecha que colaboró con otros dramaturgos. ¿Será cierto? Hasta ahora, nada de esto ha sido comprobado.

Vía: The Telegraph

Los datos anteriores, únicamente sirven para corroborar que la figura de William Shakespeare no sólo está rodeada de gran devoción hacia su obra, sino que también se trató de un personaje muy interesante del que vale la pena conocer más. Esperamos que esta información les motive a investigar con mayor profundidad sobre su vida, pues aún quedan muchas curiosidades sobre él que seguro robará su atención.

Fuentes: No Sweat Shakespeare, History, The Telegraph, Buzzfeed

No hay comentarios

Dejar respuesta