La muerte es el final definitivo…¿o es tan sólo el comienzo?

0
1158

La muerte es un hecho inherente en la vida de cualquier ser vivo. Las maneras de llegar a ella son infinitas y su llegada puede ser en cualquier momento. Es un hecho necesario en los ciclos de vida del orden natural. Pero el ser humano ¿cómo ha reaccionado ante ella?  

A lo largo de la historia de la humanidad se ha interpretado de diversas maneras, miles de personas la han visto con diferentes ojos. A continuación expondremos las ideologías más importantes en torno a la muerte, marcando culturas y sociedades a los largo de la historia,  la cuales se dividen principalmente en mítico-mágica, metafísica-existencial y por último la fase científico-ilustrativa.

Metrópolis, película
Metrópolis, película

En los primeros tiempos, la muerte no tiene razones naturales-científicas sino sociales, como el saber quién es el responsable del hecho en sí de la muerte (enemigo, hechicero, bruja). Nunca antes fue considerado como un fin definitivo sino una transición al mundo de los muertos. Un ejemplo de esta ideología fueron los griegos, para quienes la muerte era una discontinuidad, que le otorgaba un mayor significado a la vida; entrar al inframundo custodiado por Hades. Era de suma importancia enterrar a los muertos, pues se creía que las almas de aquéllos que no recibieran el entierro, estarían vagando eternamente sin descanso en el mundo terrenal.

Dante

Detalle del Infierno de Dante, La Divina Comedia
Detalle del Infierno de Dante, La Divina Comedia

La primera concepción metafísica sobre la muerte fue concebida por el filósofo griego Platón, revolucionando la manera en la que se pensaba sobre la muerte en Europa. El afán del filósofo es el conocimiento integral de la esencias, más sin embargo, para el alma el cuerpo representa una prisión, un impedimento para alcanzarlas. Platón entiende la muerte como la separación del cuerpo y el alma, es decir, como proceso de purificación del conocimiento. Entonces la muerte se convierte en el beneficio posible más grande, pues el alma del hombre al liberarse de su cuerpo, toma posesión del saber infalible y definitivo, llegando así al conocimiento perfecto. Platón fue el primer filósofo europeo en interpretar la muerte desde la razón, convirtiéndose no sólo en un esquema de la muerte sino también en una guía de vida practica.

Detalle de la Divina Comedia

En el s.XIX-XX la muerte sufre un cambio radical; de ahora en adelante no es una transición de una parte a otra, sino más bien un límite. Ya no se preguntan qué se halla detrás de ese límite, sino el límite mismo. Surge la muerte existencial, la cual se pregunta:

“¿En qué sentido es la muerte humana un acontecimeinto solamente exterior y en qué sentido se le puede considerar como una forma interior que determina desde adentro la existencia humana?”

El filósofo alemán Heidegger supera no sólo las concepciones antiguas de la muerte sino también las de las filosofías de la vida. La muerte no se manifiesta como el fin de la vida, ni como una ocurrencia dentro de la vida, sino como un a priori existencial, que, como una condición trascendental de posibilidad, hace posible la vida humana como tal.

Jean Cocteau, 1934
Jean Cocteau, 1934

Finalmente se encuentra la fase científico-ilustrativa, que expresa la desaparición o destrucción de una cosa material o inmaterial. El final definitivo de la vida.

Ya sea transición, recompensa, castigo, reencarnación o sentido de la vida misma, la muerte es sin duda alguna un hecho inevitable en la vida de cualquier ser vivo, y las personas son libres de creer y aceptar cualquier ideología. Todos tenemos el derecho de imaginar lo que nos deparará el destino después de esta vida, ¿con cuál ideología te quedas tú?

Gif de muertos

No hay comentarios

Dejar respuesta