Armar rompecabezas ha sido uno de mis pasatiempos favoritos desde que tengo memoria. De acuerdo a las anécdotas que me han contado mis padres, desde que era un infante podía pasar horas muy entretenido con ellos, sacando todas las piezas de sus respectivas cajas para luego juntarlas hasta formar la imagen correspondiente y, nuevamente, desarmar todo para repetirlo en otra ocasión.

Ese gusto ha permanecido intacto con el paso del tiempo pues incluso ahora, a mis 26 años, gozo en demasía el recibir un nuevo rompecabezas y armarlo con toda la paciencia que dicha actividad implica. Curioso resulta entonces que, a pesar de tal afición, no haya surgido en mí la curiosidad por investigar el origen de estos objetos; sin embargo, decidí resolver esa incógnita y a continuación les comparto lo que pude averiguar.

Resulta ser, queridos lectores, que la historia de los rompecabezas se originó en la cartografía (la ciencia encargada de recopilar medidas y datos de las regiones para representarlas en mapas) pues en la década de 1970, un cartógrafo llamado John Spilsbury fue el primero al que se le ocurrió pegar un mapa del Imperio Británico sobre una tabla y cortarlo en varias partes para utilizarlo como material educativo para los niños de la aristocracia y así aprendieran sobre geografía.

Vía: puzzlepassion.com
Vía: puzzlepassion.com

De ese modo nacieron los rompecabezas, que en aquel entonces fueron conocidos como “mapas disecados”. Pronto, la popularidad de estos fue incrementàndose entre los miembros de la alta sociedad, quienes los consideraban una gran herramienta para la enseñanza de sus hijos; sin embargo, no fue sino hasta 1820 cuando estos objetos pasaron de ser algo con fines educativos a un medio de entretenimiento que podían gozar los adultos también.

Para la década de 1900, la popularidad de los rompecabezas se había expandido a varias partes de Europa y los Estados Unidos, país donde las empresas Parker Brothers y Milton Bradley, comenzaron producciones a gran escala de estos; no obstante, su forma de fabricación -que continuaba siendo con piezas de madera cortadas a mano- era algo costosa, por lo que se mantuvo durante mucho tiempo como una actividad a la que sólo las personas con gran poder adquisitivo podían aspirar.

No fue sino hasta 1929, en el marco del periodo conocido como La Gran Depresión, que se dio una evolución  importante en los rompecabezas, misma que los llevaría hasta donde los conocemos hoy en día. Debido a los problemas económicos de la época, las empresas cambiaron la madera por cartón para abaratar los costos y dar paso a una producción en masa de los mismos. Esto resultó en un éxito sorprendente y para 1933 las ganancias generadas por estos productos ascendió hasta los 10 millones por semana.

Vía: Pinterest
Vía: Pinterest

Los rompecabezas no sólo significaban un pasatiempo accesible, también brindaban a las personas un escape de los problemas económicos a los que debieron enfrentarse en aquel entonces y otorgaban a los miles de desempleados un sentimiento de satisfacción cada que lograban completarlos. Se convirtieron en la actividad predilecta para las familias, sustituyendo otras como salir a comer o asistir a clubs u otros lugares.

Ya durante la Segunda Guerra Mundial, el mercado de los rompecabezas de madera prácticamente se extinguió debido a los altos costos de la madera y el tiempo de elaboración que requerían, lo cual ocasionó que volvieran a ser consumidos únicamente por un nicho de personas que veían en estos algo especial. Por otra parte, los elaborados en cartón continuaron mejorando tanto en calidad como en variedad, por lo que se convirtieron en la opción predilecta de los consumidores.

Hoy en día, los rompecabezas aún representan uno de los pasatiempos más queridos y en el mercado existen una gran variedad de estos para satisfacer a todo tipo de gustos; de 100 piezas o menos para los más pequeños, de miles de piezas para los más clavados, en tercera dimensión, metálicos, etc. ¿Conocían su historia? Sin duda, es una muy interesante que -espero- despertará aún más el interés de las personas por consumirlos.

Vía: alicdn.com
Vía: alicdn.com

Fuentes: mgcpuzzles.com, Berkshire Puzzle Co., puzzlepassion.com

No hay comentarios

Dejar respuesta