Literatura en tiempos de guerra: el arte del horror

Anécdotas e historias de guerra contadas por algunos de sus sobrevivientes.

0
915
Imagen: kulturetas.com

Vivimos en tiempos de caos y guerra. Las grandes potencias mundiales se disputan (nuevamente) el territorio conocido como la Gran Arabia, por la salida que tiene al Mar Mediterráneo, sus recursos energéticos y su importancia geográfica. Pero no es la única zona del planeta donde hay hechos violentos; en otros países ocurren guerras silenciosas, brotes de inconformidad que son bombas de tiempo ante un mundo que grita por un instante de paz.

A pesar de la destrucción, han existido personas que están dispuestas a escribir y documentar el conflicto armado del que son parte a través de la literatura, crónica eterna que ha servido desde tiempo antiguos como herramienta indispensable para reescribir la historia e incluso, para convertir los capítulos más desgarradores de la guerra en joyas de la literatura universal.

Es por eso que comparto una lista de libros escritos o inspirados durante conflictos bélicos, que sirven como referente para conocer la experiencia de quienes han visto la guerra acechar sus hogares o para quienes desean hacer lo propio y documentar la historia con boleto de primera fila.

Imagen: notipanda.com
Imagen: notipanda.com

La noche de Elie Wiesel (1956)

Este libro, junto con el Diario de Ana Frank y Si esto es un hombre de Primo Levi, forman los tres libros básicos de la Segunda Guerra Mundial por el realismo con el que se narran los hechos. La belleza literaria pasa a segundo término pues son crónicas reales que retratan una parte de la crueldad que significó la persecución de la comunidad judía por toda Europa. El horror y el miedo convertido en letras gracias al testimonio de quien vivió en carne propia la desolación de los campos de concentración y al sobrevivir a la guerra, ha dado conferencias a lo largo del globo para llevar el ideal del recuerdo contra los llamados “negacionistas del holocausto”.

Imagen: casadellibro.com
Imagen: casadellibro.com

Hiroshima de John Hersey (1946)

Libro considerado como uno de los mejores trabajos periodísticos acerca de la Segunda Guerra y que sin embargo no contiene la narración de batalla alguna. El periodista nacido en China viajó a Japón después del lanzamiento de la bomba atómica para documentar lo ocurrido en aquella población, vejada por los efectos radioactivos del Little Boy. Hersey entrevistó a seis hibakushas (sobrevivientes de la bomba) para conocer lo que vivieron antes y después de la mayor catástrofe bélica del siglo XX. Un texto que narra de manera real e imparcial los hechos de las otras víctimas de la Segunda Guerra Mundial, desde la perspectiva de uno de los pioneros del Nuevo Periodismo.

Imagen: goodreads.com
Imagen: goodreads.com

10 días que estremecieron al mundo de John Reed (1919)

Un libro completo acerca de los comienzos de la Revolución Rusa donde el periodista de origen norteamericano documenta con periódicos, anuncios, comunicados y otros textos como se desarrolló la organización del partido bolchevique para derrocar a la monarquía zarista. Un trabajo minucioso, que contiene además notas que empapan al lector acerca de los nombres de los partidos, las organizaciones, sus líderes, el significado de los nombres de los partidos y otros datos que dan una cálida bienvenida para quienes no conocen a fondo la historia de la Revolución Rusa. También vale la pena leer México Insurgente, libro que por cierto fue documentado durante la Revolución Mexicana. La visión del hombre que vivió las dos revoluciones que forjaron parte del siglo XX.

Imagen: wordpress.com
Imagen: wordpress.com

París bombardeado de Azorín (1921)

José Martínez Ruiz, mejor conocido como Azorín, escribió este libro como una crónica periodística acerca de los bombardeos alemanes que sufrió París entre mayo y junio de 1918 mientras trabajaba como corresponsal para el diario ABC. Escrito en el famoso hotel Majestic, París bombardeado es una obra importante del postsimbolismo europeo y de la prosa castellana que forman parte de la literatura bélica indispensable de la Primera Guerra Mundial.

Imagen: www.libros-antiguos-alcana.com
Imagen: www.libros-antiguos-alcana.com

El niño con el pijama de rayas de John Boyne (2006)

Un libro originalmente escrito para niños, leído por muchos adultos que conocen la historia de fondo acerca de los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial y que ofrece una perspectiva diferente a la versión histórica. John Boyne desarrolla la historia de Bruno, el hijo de un general nazi que se ve obligado a cambiar de residencia junto con su familia a un lugar aislado y aburrido, hasta que, en la búsqueda de aventuras, Bruno conoce a un niño con el que mantendrá una fiel amistad a pesar de la valla metálica que los separa. Una historia para comprender las trivialidades de la guerra.

Imagen: listas.20minutos.es
Imagen: listas.20minutos.es

El miedo de Gabriel Chevallier (1930)

Este texto retrata la guerra con una narración excepcional desde que comienza, como un festín que se espera con ansias, hasta la amargura, la muerte y la desesperanza contadas por un soldado que lamenta vivir ese pasaje oscuro en la vida de Francia. Chevallier cuenta lo que vivió como soldado razo obligado a luchar en una guerra que rechazaba, y que lo llevó a describir ese sentimiento en su libro, el cual es parada obligada para comprender el desarrollo de la Gran Guerra y los temores de los soldados en el frente de guerra.

Imagen: Pinterest
Imagen: Pinterest

La belleza y el dolor de la batalla de Peter Englund (2012)

La vida de 20 personas enlazadas en una sola historia gracias a las notas, fotos y cartas que dejaron huella de su existencia durante la Primera Guerra y que Peter Englund retomó para construir este invaluable libro que detalla los pormenores de la guerra a través de la intimidad de los personajes, quienes más allá de ser soldados, tienen familia, piensan en lo que les depara el futuro y se adaptan a los cambios constantes de las batallas.

Imagen: www.troa.es
Imagen: www.troa.es

Maus de Arthur Spiegelman (1980)

De ratones (judíos) y gatos (nazis), Maus es el retrato de las experiencias que vivió el padre de Arthur Spiegelman durante la segunda guerra. Es un cómic que llevó a su autor a ser ganador del premio Pulitzer, siendo el primer cómic al que se le otorgaba este premio. Una forma novedosa de contar con la historia del padre de Spiegelman en Auschwitz, que fue publicado en distintas entregas a partir de 1980 en la revista Raw. Ha tenido varias reediciones e incluso Arthur realizó el trabajo MetaMaus en donde explica cómo fue el proceso creativo de Maus.

Imagen: plusbits.mx
Imagen: plusbits.mx

Persépolis de Marjane Satrapi (2000)

La autora de este cómic recibió influencias de Maus para realizar esta novela gráfica que retrata lo que vivió en el Irán de su infancia durante la Revolución Islamita. Proveniente de una familia de clase alta, tuvo una educación más abierta y desde pequeña tuvo mucha curiosidad por saber lo que acontecía en su alrededor. La historia comienza en 1979, cuando Satrapi cuenta con 10 años e Irán está a punto de convertirse en una república islámica. Los cambios sociales y políticos que llegan con la revolución son llevados al dibujo desde la perspectiva inocente de la autora Su obra es el primer cómic iraní en el mundo, siendo una propuesta el escribir historias mediante esta técnica, y más tratándose de un tema tan delicado como la guerra. Publicado en el año 2000, Persépolis se caracteriza por los dibujos sobrios y en blanco y negro, debido a que Satrapi afirma que si dibujara en colores estarían llenos de sangre. Una obra de denuncia hacia el fundamentalismo religioso que cambió la percepción del cómic a nivel mundial.

Imagen: hislibris.com
Imagen: hislibris.com

Las cosas que llevaban los hombres que lucharon de Tim O’Brien (1990)

No hay mucha literatura publicada acerca de la Guerra de Vietnam pero esta obra es digna de leerse para conocer un poco más este episodio de la historia. Tim O´Brien narra lo que vivió en carne propia en Vietnam, las situaciones difíciles que atraviesan tanto soldados como sus superiores, los recuerdos que sobrevinieron aún años después de acabada la Guerra, la convivencia con sus compañeros e incluso su reacción al enterarse que había sido llamado para ir a una guerra que le parecía absurda y sin sentido. Es un libro que atrapa al lector desde el comienzo por su redacción sencilla y la capacidad narrativa de mover la historia en diferentes etapas temporales. Recomendable.

Imagen: casadellibro.com
Imagen: casadellibro.com

No hay comentarios

Dejar respuesta