Foto: Vladimir Rivera C.
Foto: Vladimir Rivera C.

El taco, uno de los alimentos más sabrosos y representativos de la cultura gastronómica mexicana y ¿cómo no va a ser así? Si casi todo puede hacerse taqueable, tenemos esa maravillosa facilidad de poner cualquier alimento dentro de una o dos tortillas para hacer un taco de todo aquello que consideremos comestible somos de alguna forma como Benjamin Buford “Bubba” Blue, ése carismático personaje de la película Forrest Gump, que pasó bastante tiempo mencionando las diferentes formas de comer y cocinar los camarones cuando conoció a Forrest; así nosotros pero con los tacos; nuestros padres, madres y sus padres y madres comieron tacos, así que todos sabemos lo que hay que saber sobre los tacos.

Y afortunadamente en CDMX, podemos darnos el lujo de hacer la dieta del Arca de Noé, ¿en qué consiste esta dieta? Es bastante sencilla además de sabrosa, consiste en comer 2 tacos de cada animal: dos de carnitas, dos de suadero, dos de pollo, dos de barbacoa, dos de pescado, etc.

Foto: Vladimir Rivera C.
Foto: Vladimir Rivera C.

El taco es el alimento en el que no desaprovechamos nada, comemos tacos de tripa, de sesos,de ojo, de lengua, de cachete, de oreja y, ya viéndonos un poco más extremos en los tacos de guisado, comemos tacos de salchicha y de esa carne que la voz popular dice ser de muy dudosa procedencia.

 

Foto: Vladimir Rivera C.
Foto: Vladimir Rivera C.

Un buen taco no se desprecia, por eso tienes que visitar cualquiera de las decenas de taquerías que hay en CDMX, te recomendamos comer tacos como los expertos y buscar esas taquerías pequeñas donde todavía se conserva el buen sabor de los tacos, en lo personal dudo mucho de las grandes taquerías con establecimientos pretenciosos, que además de elevar los precios, los tacos suelen no ser tan buenos, por eso te invitamos a confiar en tu buen ojo y olfato cuando camines por la ciudad y veas el trompo de pastor, la canasta o las salsas y el asador y ya sabrás tú si son buenos o son malos y si en los tacos venden micheladas pues que mejor.

Foto: Vladimir Rivera C.
Foto: Vladimir Rivera C.

Recuerda que por probar no se muere nadie, algunas recomendaciones:

Para tacos de canasta, además de tu taquero de confianza, también puedes probar los que hay en la Calle Madero, muy cerca del Zócalo; son muy famosos y suele haber una larga fila para comprar, por lo que cuando vayas tienes que considerar paciencia y tiempo.

Para los de gustos un poco más carnívoros,  puedes acudir a los puestos de tacos que están fuera del Metro Viveros, la tripa ahí es bastante buena y los tacos de carnitas no se quedan atrás. Cerca de la Cineteca Nacional, casi frente al Hospital de Xoco, también puedes encontrar tacos de suadero, pollo, chuleta y pastor, que puedes acompañar con papas, frijoles o cebollita.

En general puedes acudir a la taquería de tu preferencia porque el gusto se rompe en todos lados y más con la comida, además del hecho de que hay decenas de taquerías, sin contar los puestos ambulantes. En el Centro Histórico, puedes encontrar una casi a cada esquina, pero si quieres probar algo diferente o ya estás cansado de la carne también puedes acudir a la Por Siempre Vegana Taquería que está ubicada en Manzanillo esquina Chiapas s/n. Colonia Roma Norte, aquí te dejamos una foto de su menú para que veas las diferentes opciones de tacos que tienen. En lo personal recomiendo la salsa de habanero con piña que hace un juego excelente al paladar.

Así que a taquear se ha dicho compañero y compañera, porque hay de todo y para todos, los únicos tacos que no encontraras en la Ciudad de México son los de alacrán y algunos otros típicos de cada región, para esos si tendrás que ir a Durango o a sus respectivos lugares de procedencia, pero eso no es un problema porque opciones tienes muchas y para tragaldabas no se estudia.

Foto: Vladimir Rivera C.
Foto: Vladimir Rivera C.

No hay comentarios

Dejar respuesta