Desde piropos “inocentes” hasta el contacto físico sin nuestro consentimiento, son situaciones que vivimos todos los días las mujeres en las calles.

Desde que era muy pequeña me tocó enfrentarme a esta situación, pues mi cuerpo se desarrolló a muy temprana edad, eso me hizo blanco de múltiples hostigamientos. Tenía sólo 8 años cuando por primera vez fui violentada por el acoso callejero, un tipo me subió la falda y me toco las pompas, recuerdo la  vergüenza y el miedo que sentí.

Prefería ponerme ropa holgada para que las personas no se percataran de que mi cuerpo ya era el de una señorita. Muchas veces no podía dormir del miedo que me generaba tener que salir a la calle, sentir esas miradas acosadoras y escuchar palabras que me hacían sentir sucia.

Nath

Lo peor es que las mujeres nos estamos acostumbrando a este tipo de situaciones y terminamos por ignorar a los acosadores, callando por miedo o porque simplemente las autoridades no hacen nada al respecto, pero eso debe parar.

Un caso que recientemente se hizo público, es el de Andrea Noel, reportera de Vice, quien irónicamente el pasado 8 de marzo, día internacional de la mujer, fue agredida por un tipo en la Condesa, quien le subió la falda y le bajó la ropa interior. Ella no se quedó tranquila y consiguió el vídeo donde se ve como el hombre, sin pena ni gloria, la ataca y se echa a correr.

Pero lo peor no termina aquí, la cosa es que en el momento de hacerlo público en las redes sociales, varios usuarios de twitter la atacaron hasta el punto de amenazarla de muerte. Incluso un pseudoperiodista, misógino y machista la acuso de mentirosa y feminazi.

Andrea NoelAlgo queda muy claro con esos mensajes, y es que como bien lo comentó Andrea para El Universal -Hay mucha gente que sigue pensando con esa mentalidad que desafortunadamente, las mujeres deben ser sumisas al hombre-.

Andrea Noel

Andrea, no se quedó callada y además de compartir esa información en redes sociales, fue a denunciar, pero “Aunque en la Ciudad de México, el acoso sexual se castiga hasta con dos años de prisión y multas de hasta 50 salarios mínimos, denuncias como las de Andrea son escasas.” (El Universal)

Ante estos casos es importante no quedarnos calladas y sobre todo los hombres deben de aprender a respetarnos, pues miles de mujeres y niñas sin importar complexión, estatura, edad, somos acosadas por el simple hecho de ser mujeres y peor aún cuando de las palabras y miradas lascivas se pasa a agresiones físicas como abusos sexuales, golpes e incluso llevarnos a la muerte.

Fuentes: http://blogs.iadb.org/ (Foto y Video), sinembargo.mx, El Universal

Imagen destacada: http://www.ocacchile.org/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here