Oda a los Cucus

0
1355

Mis chairos que me da un no sé qué mientras escribo esto y es que no quiero que se malentienda, pero la neta que levante su manopla mentirosa el o la que no haya volteado a echarse un taco de ojo con algún buen ejemplar humano en la calle, ya sea al admirar la panorámica delantera o la trasera ¿pero se han puesto a pensar en cómo se siente el objeto de estudio?

Les platico desde el principio porque es que no puedo callármelo, yo iba calurosa y apretadamente en la micro cuando se comenzó a escuchar la populosa rola que dice “no te metas con mi cucú porque te doy una cachetada” ya saben, aquella que la sonora Dinamita hizo un exitazo pese a que la melodía se escuchó por primera por ay de los 80s.

Y bueno mientras yo meditaba en lo bonito que es el cuerpo humano, se puso el semáforo y mai god, había una chicuela bien bonita en la parada y detrás de ella un señor con la mirada más enferma que la de La Hiena Loca del Rey León, entonces un chavo que estaba a mi costado me dijo “chale, hasta yo me siento incómodo”.

Micucu2

A mí me pareció una cosa del destino el presenciar tan lamentable radiografía callejera y al mismo tiempo escuchar tan digna oda a las posaderas y es que generalmente se habla y se sataniza dichos actos morbosos, pero veámosle el lado positivo: en estos tiempos violentos donde ser gordo o muy flaco está mal –cosa que es una tontera sin sentido- no es malo ser apreciados y apreciar dentro del límite del ¡respeto! tal y cómo deja ver entre líneas la buen Sonora Dinamita. ¡Chéquenle!

Aviso Importante: Para disfrutar a plenitud esta colaboración favor de escuchar el track mientras se lee.

Oh, morena, como está tu cucu? 
Estamos en cuculandia’
Que lindo es tu cucu
Tan bello tu cucu
Redondito y suavecito
Que lindo es tu cucu
Cuando te pones pantalón
Y te tocas por detras
Se me suelta el corazón
Y te quiero más y más más más más más
No me canso de mirar
Pero quisiera tocar
Ándate no seas malita
Yo quiero una tocadita ita ita 

Qué lindo es tu cucu 
Bonito tu cucu
Redondito y suavecito
Responsable esta tu cucu cucu

Hasta aquí, el carnal observa meticulosamente el trasero de la joven que considera está de rechupete, el deleite es meramente visual. No hay contacto más allá del que desea.

No te metas con mi cucu, 
¡Porque te doy una cachetada!

Aquí la damisela – que por primera vez canta- se agarra los pantalones bien ajustados que trae y se impone, pa’ resumir “el hombre llega hasta donde la mujer quiere”

cola_jean2

Oh, cachete se me pone colorada, Colorada

Disculpen si soy re-maldosa y pienso cochambrosamente, pero alguien acláreme ¿a cuál cachete se refiere y qué se le pone colorada?

No te metas con mi cucu
No te metas con mi cucu
Yo sé que tienes tu mujer
Así que deja mi cucu
Si me pongo pantalones
Y me golpeo detrás
Nunca faltan los mirones
Como tú y los demás
Si quieres puedes mirar,
Lo que a ti te dé la gana
Pero si intentas tocar,
Te daré una cachetada
No te metas con mi cucu
No te metas con mi cucu
Yo sé que tienes tu mujer
Así que deja mi cucu
(te voy a dar una cachetada)

Aquí la damisela pondera el Girl Power y le dice nanais pero es tan cruel que al mismo tiempo le dice entre líneas ¿qué se siente verme y no tenerme?

oh, yo prometer, mirar

Con voz del gringo que acompaña a la India María en Ok Mr. Pancho, el muchachon promete mantenerse a un perímetro aceptable de distancia que le permita a su pupila sentirse en el paraíso.

en Tepito y en el Peñón de los Baños con el cucu de La Sonora Dinamita

Aquí la cosa está clara (un saludo a todos mis chairitos que gustan de visitar o de vivir en esas colonias)

Cállate cállate, 
que tú no eres floja ni comes jabón,
ni tirando piedra’

Mis queridos yo sospecho que ésta estrofa va por el lado del viejo albur que canta “agáchate por el jabón” y lo de “tirando piedra” a que sólo calienta motores teniendo como resultado final de esta ecuación populosa un simple y llano “ni en mis mejores sueños serás la Sra. de (Inserta tu apellido aquí)

Y aunque este himno sonidero refiere únicamente a la belleza de las pompuelas femeninas también aplica al de los chicuelos (sí, niñas pocos son los que tienen, pero los hay). Pese a que la melodía es muy sosa y pegajosa lo cierto es que debería considerarse un himno a la belleza corporal que de distintas formas y consistencias nos tolera diariamente mientras las presionamos al trabajar, o cuando vamos en el metro y desgraciadamente son puchurradas por el roce obligatorio que nos regala la sobrepoblación.

meme-metro

Supongo que cuando Rockin Sidney escribió y compuso los arreglos para esta rola en 1984 bajo el nombre de “Don´t mess with my toot toot” se inspiró por alguna deidad terrenal pero nunca imaginó que su oda se quedaría para la posteridad y que los cubanos Dinamiteros la volverían infaltable en todo tipo de parys y en los MP3 de Reventón Musical disponible en el puesto de piratería que prefieras.

Tanto fue el éxito de la Dinamita con esta rola que al siguiente año lanzaron “No provoques mi pichichi” el cual pese a ser de sus mejores joyitas, se queda en las sombras por el glorioso Cucu.

En 1986 Creedence Clearwater Revival también lanzó su versión del Toot Toot.

Les dejo la versión original de este rolonón y díganme cual los obliga a sacarle brillo a la pista en el bautizo.

Compartir
Artículo anteriorTejedoras de ciudades
Artículo siguienteSexo en letras
Casi periodista originaria de ningun lugar, fiel creyente de que todo en esta vida es subjetivo y por tanto detractora incansable de la conceptualización de la realidad. Digo lo que siento porque puedo y quiero decirlo.

No hay comentarios

Dejar respuesta