Lo admito, soy fan -no así un gran conocedor- del anime y disfruto en demasía de ver uno muy popular llamado Naruto. Para quienes no conozcan esta animación, la comida favorita de su protagonista es el ramen, una platillo japonés hecho a base de tallarines servidos en un caldo de res -aunque existen variaciones- y acompañado por trozos de carne y algunos vegetales.

Fue precisamente esta fascinación del personaje central hacia dicho platillo lo que provocó en mí un enorme deseo por probarlo; así que tras una muy extenuante y profunda investigación por hallar sitios en la Ciudad de México donde pudiera comer ramen, fue que me encontré con un lugar llamado Yamasan Ramen House. Y sí, en definitiva no pude haber elegido una mejor opción para tener mi primer encuentro con tan deliciosa comida.

Vía: facebook.com/YamasanCondesa

Ubicado en la colonia Roma Condesa, Yamasan Ramen House es un local muy íntimo y acogedor que provoca una especie de amor a primera vista, pues conserva elementos muy tradicionales de la cultura japonesa y los mezcla con otros de mayor modernidad. Es de igual forma muy perceptible la amabilidad de quienes laboran en este lugar pues mi pareja y yo fuimos recibidos con gran cordialidad, al igual que quienes llegaban posteriormente.

El menú es bastante amplio y pueden encontrarse diferentes platillos tradicionales japoneses; sin embargo, mi principal objetivo era obviamente el ramen y después de navegar por las distintas variedades que manejan, opté por ordenar un Yamasan Ramen, especial de la casa preparado con un caldo de cerdo y pollo y acompañado de varias guarniciones como carne de cerdo, granos de elote, zanahoria, germen de trigo y una sorpresa que no les pienso arruinar.

Vía: facebook.com/YamasanCondesa

Después de esperar algunos minutos, las órdenes llegaron a nuestra mesa -con una muy atractiva presentación- y al fin había llegado el momento de la verdad. Bastó un sólo bocado para comprobar que, en efecto, el ramen tenía un sabor delicioso, nada raro si se toma en cuenta que los tallarines son preparados de forma artesanal y que todos los ingredientes que utilizan son frescos y de temporada.

Las órdenes de ramen vienen en dos tamaños: pequeño y grande. Por tratarse de mi debut con este platillo, decidí pedir la primera opción, pero créanme, fue más que suficiente para quedar completamente satisfecho -y eso que me considero de buen diente-. Para acompañar su platillo pueden ordenar desde una fresca limonada con jengibre, calpis -bebida elaborada a base de leche y lactobacilos- o un tradicional sake.

Vía: facebook.com/YamasanCondesa

El precio por persona oscila alrededor de los 150 pesos, no es una opción cara y la calidad de los platillos, así como la amabilidad en el servicio, vale cada peso; además, cuentan con algunas promociones para apoyar a nuestros bolsillos. Si son amantes de la comida japonesa o al igual que yo quieren probar algo distinto, en definitiva Yamasan Ramen House es una opción que no deben perderse.

El lugar está ubicado en la calle de Tamaulipas 103 y está abierto de martes a sábado de las 13:00 a las 23:00 horas, los domingos cierran a las 17:00 horas, por lo que si tienen planeado ir ese día, procuren llegar muy temprano. Para mayor información, pueden visitar su sitio web o su página de Facebook, donde podrán resolver cualquier duda que tengan al respecto.

Vía: riffsy.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here